Castilla y León

Agentes de la Guardia Civil asisten a una parturienta en la carretera

La Guardia Civil ayuda a una mujer que se puso de parto en su coche cuando se dirigía a un hospital de Valladolid

 

El vehículo se tuvo que detener en la carretera en las inmediaciones de la localidad de Medina de Rioseco y allí, la parturienta fue auxiliada por una patrulla de la Guardia Civil        

 

ICAL. La Guardia Civil de Valladolid auxilió a una mujer que estaba dando a luz en su vehículo en el arcén de la carretera N-601, en el cruce con CL-612 a su paso por la localidad de Medina de Rioseco, cuando se dirigía hacia un hospital de Valladolid.

Los hechos ocurrieron este lunes sobre las 16.20 horas, cuando una patrulla del Puesto de Medina de Rioseco recibió el aviso de la central operativa de la Guardia Civil (061), para que se trasladará al lugar para asistir a un parto.

Tras acercarse al vehículo, los guardias civiles comprobaron la existencia de una mujer en el interior de un vehículo dando a luz al recién nacido observando que se encontraba en un estado de quietud «anormal». Por ello, los agentes realizaron comprobaron el estado del recién nacido, mediante un pequeño masaje, consiguiendo que reaccionara con llantos y movimientos.

La Guardia Civil, en colaboración con el del Servicio de Emergencias (112), recibió instrucciones, para lograr la estabilización de la madre y el bebé, controlando constantes vitales, manteniendo calor corporal con la madre, tapándolo con una manta y retirando el vehículo a una zona de sombra para evitar altas temperaturas.

A continuación llegó al lugar la asistencia médica del Centro de Salud de Medina de Rioseco, compuesto por médica y enfermera, estabilizando a madre e hijo y permaneciendo a la espera de la llegada de la ambulancia medicalizada del 112 para la evacuación a un hospital de Valladolid. Además, la Guardia Civil se encargaró de regular el tráfico en la zona.

«Nerviosos, con miedo, emocionados y felices», así se sintieron los dos guardias civiles, en unos minutos que les parecieron «interminables», cuando ayudaron a dar a luz a la mujer en plena carretera.

Seguridad y ayuda

La Guardia Civil recordó que su obligación es cumplir con el ordenamiento jurídico, velar por la seguridad de los ciudadanos, pero también prestar una ayuda humanitaria, que aseguró se ejerce «a diario», aunque pasa «desapercibida».

También informó de la existencia de «ALERTCOPS», la app gratuita de la Policía y la Guardia Civil, que actúa como canal bidireccional entre el ciudadano y los cuerpos policiales, permitiendo enviar desde el smartphone una alerta de delito o situación de riesgo de la que se está siendo víctima o testigo, para ser atendido de manera rápida y efi­ciente.

Dentro de esta app, existe una funcionalidad llamada «Guardián», que facilita el poder compartir tu posición con los tuyos o con los servicios de rescate siempre que quieras. En caso de emergencia, la localización será más rápida y precisa.

 

 



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba