LocalPortada

Contactan con el hospital de Salamanca para demostrar la eficacia contra el cáncer del ‘rompediedras’ ’

La empresa Soria Natural está afincada en Garray, donde ha demostrado junto con diferentes hospitales las propiedades antitumorales de esta plantación

 

La empresa Soria Natural ha iniciado los contactos con diferentes hospitales de Barcelona, Madrid y Salamanca para poder realizar los pertinentes ensayos clínicos que demuestren en humanos la eficacia de la planta silvestre ‘lepidium latifolium’ para destruir células cancerígenas.

 

ICAL.  El departamento de I+D+i de esta empresa lleva más de 12 años investigando la eficacia de esta planta, conocida popularmente como ‘rompediedras’ por su capacidad para destruir cálculos renales, y sus propiedades antitumorales. En este largo camino han contado con la ayuda de la Universidad de Santiago de Compostela, El Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CIC) y el Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González, perteneciente a la Universidad de La Laguna.

El director del departamento de I+D+i de Soria Natural, José Antonio Esteban Ollo, subrayó a Ical que, tras comprobar que la planta tiene componentes muy activos para destruir las células cancerígenas, se debe de dar «un paso más» y por ello buscan financiación para poder hacer los ensayos clínicos en un hospital de referencia y demostrar su eficacia para tratar ciertos tipos de cáncer, una de las asignaturas pendientes de la ciencia y de la medicina.

Soria Natural lleva décadas dispensando el ‘lepidium latifulim’, una planta que cultiva, de forma ecológica, en sus instalaciones. Originaria del sur de Europa y Asia, se ha utilizado para la disolución de las piedras en el riñón, es más, son muchos los médicos que conocen los beneficios de la misma para esta afección.

La responsable del laboratorio de cultivos celulares del departamento de I+D+ i de Soria Natural, María Ripoll, detalló cómo al inicio del proyecto de investigación se determinó estudiar las propiedades de esta planta, para lo cual la Universidad de Santiago de Compostela hizo unos primeros estudios con células tumorales prostáticas y constataron que la planta sí tenía actividad sobre esta células. «En un principio se quiso comprobar la influencia de la planta sobre la inflamación de próstata«, puntualizó.

Concha Ortega / ICAL María Conde Rioll, responsable del Laboratorio de Cultivos Celulares del Departamento de I+D+ i de Soria Natural junto a José Antonio Esteban Ollo, Director del Departamento de I+D+ i

La investigadora aseguró que, durante todo este tiempo, se comprobó que la planta tenía una función apoptótica, es decir, que provoca la muerte celular programada o suicidio celular, sobre las células tumorales que provienen de diferentes tejidos, sin afectar a las sanas. En concreto, se comprobó que el ‘rompepiedras’ tenía capacidad de acción contra el cáncer de páncreas, de pulmón, de colon, de mama, de próstata y no solo sobre tumores sólidos sino también líquidos como los hematológicos.

Tras ello, Soria Natural se puso en contacto con el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, que realizó los ensayos in vivo, mientras que desde las instalaciones de Garray se continuaba investigando sobre la eficacia de la planta en sus diferentes extractos e incluso con el jugo y la planta entera.

«Una vez constatamos que el extracto de la planta induce in vitro la apoptosis en distintas células tumorales humanas quisimos saber qué principios activos eran los responsables. De este modo, comprobamos que le más activo era el epitionitrilo 2-ciano-2-3- epitioropano (CETP), sustancia que dio lugar a la comercialización de este producto que se bautizó como CTP como detoxificante celular.

De este modo, se pasó a realizar ensayos in vitro, para lo cual se utilizaron células cancerososas humanas a las que aplicaron jugos frescos de vegetal y se comprobó una respuesta positiva para acabar con las células tumorales. También, se comprobó la eficacia de la planta in vivo en el CIC de Salamanca con ratones a los que inocularon células tumorales de colon y se les administró durante 25 días jugo de la misma planta silvestre.

Concha Ortega / ICAL María Conde Rioll, responsable del Laboratorio de Cultivos Celulares del Departamento de I+D+ i de Soria Natural.

«Se comprobó que a los ratones que se le había inoculado la planta no mostraban efectos tóxicos sobre su organismo, sino que el tumor que habían generado se reducía en un 60 por ciento«, señaló para recalcar que fue el CIC el que determinó de qué manera la planta conseguía matar las células cancerígenas. María Ripoll precisó que el estudio demostró que el lepidium latifolium permitía que las células tumorales recuperan su capacidad de morir.

Los resultados de este proyecto de investigación han sido recogidos en el artículo publicado por la revista ‘Molecular Carcinogenersis’. La investigadora precisó que la prioridad de Soria Naturial, es demostrar como la fitoterapia tienen una acción positiva sobre la salud y que existe una evidencia científica detrás. Además de este estudio, desde el laboratorio también se estudia las propiedades de otras plantas en la búsqueda de sustancias antioxidantes y antiinflamatorias, y demostrar su capacidad terapéutica.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba