fbpx
Local

Las restricciones de tráfico por el día de los santos empiezan este domingo

Se prolongan hasta el 3 de noviembre

Debido a la celebración del Día de Todos los Santos, y ante la gran afluencia de personas que en estas fechas acuden al Cementerio San Carlos Borromeo de la ciudad, la Jefatura de la Policía Local de Salamanca ha tomado una serie de medidas que se aplicarán desde el domingo, día 27 de octubre, hasta el domingo siguiente, día 3 de noviembre, ambos inclusive.

 

A las entradas situadas en la plaza del cementerio y en la glorieta del Obispo Bobadilla (puerta principal) únicamente pueden acceder los vehículos de servicio público (taxis), carga y descarga, servicios fúnebres y aquellos que transporten personas impedidas (estos últimos sólo pueden acceder, pero en ningún caso estacionar).

Es recomendable la utilización de los accesos al cementerio desde la carretera de Ledesma, avenida de Carmen Martín Gaite y glorieta del Obispo Bobadilla, donde se encuentra la puerta principal de acceso al camposanto.

El viernes, día 1 de noviembre, funcionará una línea especial de autobuses al cementerio, con salida del Alto del Rollo y parada final ubicada en las inmediaciones de la plaza de Ramiro II (frente al tanatorio). Además, se incrementarán los servicios de la línea 4, cuya frecuencia de paso será de 12 minutos, el citado día 1.

Las paradas de taxis están localizadas en la plaza del Cementerio y en la glorieta del Obispo Bobadilla con la avenida del Obispo Sancho de Castilla.

Se recomienda la utilización de los nuevos estacionamientos del acceso oeste (avenidas de Fernando Pessoa y Luis de Camoens) y de las zonas residenciales próximas a la necrópolis (barrio de Huerta Otea y nuevos polígonos de Pizarrales).

Se prohíbe el aparcamiento de vehículos en el recinto y los viales de entrada y salida (avenida Luis de Camoens) de la gasolinera situada en el acceso oeste a la N-620, junto a la tapia del Cementerio.

Los puestos de flores, churros y roscas estarán ubicados en las avenidas de Alfonso XI (habilitándose un carril para el estacionamiento de las furgonetas de los vendedores en dirección a la glorieta de San Marcelino de Champagnat) y del Obispo Sancho de Castilla.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba