PortadaProvincia

De Sieteiglesias a Villarmuerto llegando a todos Los Santos

Los curiosos nombres de los pueblos de Salamanca dan para muchas cosas, incluido diseñar la Ruta del Día de Todos los Santos

 

Salamanca tiene 362 municipios y muchos de ellos disponen de nombre inspiradores, tanto es así, que se puede idear una ruta del Día de Todos los Santos por las carreteras de la provincia guiándonos únicamente por sus nombres.

Suban al coche. Nos ponemos en marcha y teniendo en cuenta un día como hoy iniciemos la ruta en Sieteiglesias de Tormes, el GPS nos dice que estamos en la SA-114, muy cerca de Alba de Tormes. En su fundación, se llamó Siet Ecclesias, allá por la Edad Media, pero ya en el siglo XV hay documentos donde se le denomina Siete Iglesias. Con la creación de las actuales provincias en 1833, quedó encuadrado en la provincia de Salamanca, dentro de la Región Leonesa, formando parte de la comarca de Alba de Tormes.

Abandonamos Sieteiglesias y este 1 de noviembre solo se puede ir Sepulcro Hilario. Existen documentos en la Diócesis de Ciudad Rodrigo que datan de 1480 donde esta localidad se la denominaba ‘Sepulcrohilario’. Cuenta la leyenda que en esa época, solo los caballeros más valientes se acercaban por esos lares, ya que era una zona donde los peligros acechaban en cada recodo del camino o detrás de los densos árboles. Además, era una zona fronteriza entre los reinos musulmanes y cristianos. Dicen que esta zona se repobló con gentes llegadas del norte, sobre todo de Francia, por eso lo de la Sierra de Francia.

Según la leyenda, este municipio de la comarca de Ciudad Rodrigo debe su nombre a que unos labriegos encontraron un sepulcro del obispo Hilario. Al parecer, este religioso fue el que dirigió las tropas cristianas contra los árabes en la batalla de Monsagro.

De la comarca de Ciudad Rodrigo a la de Ledesma, para contemplar de primera mano la localidad por excelencia de este día que nos ocupa, que no puede ser otra que Villarmuerto. Tiene en común con los pueblos que lo preceden en esta ruta de los difuntos, que fue un municipio construido en la Edad Media por los pueblos del norte que se asentaron en las repoblaciones efectuadas por los reyes leoneses entre los siglos X y XII.

Una vez presentados nuestros respetos, qué mejor que implorar que Dios le (nos) Guarde, y hacía allí encaminamos nuestros paso. Pueblo que cuenta con leyenda asociada a bosques tenebrosos y tupidos. Dicen que los intrépidos que se atrevían a adentrarse en los oscuros montes eran despedidos con esta expresión: «Dios te guarde». Aquí hacemos parada en fonda, porque nos han dicho que se come bien y ya llevamos muchos kilómetros recorridos.

Repuesto el cuerpo y el alma, qué mejor compañía, después de haber estado ‘custodiados’ por Dios, que acercarnos a Sancti Spíritus, o lo que es lo mismo, El Espíritu Santo. Municipio también de la comarca de Ciudad Rodrigo.

Y el viaje solo puede concluir en un lugar, teniendo en cuenta la fecha en la que nos encontramos, que es en Los Santos. Además, aquí dicen que hubo asentamientos en el Neolítico, también hay indicios del paso de los romanos por estas tierras. Lo que sí es seguro, es que al igual que los otros pueblos de esta peculiar ruta que nos hemos inventado, Los Santos fue fundado por gentes llegadas del norte.

Como curiosidad, parece que la presencia de los templarios fue muy importante en Los Santos, como así lo muestran algunos símbolos que pueden encontrarse en la iglesia-fortaleza de la localidad.

Y ya que estamos en el ‘cielo’, no nos podemos resistir a tener un epílogo de este viaje con los pueblos salmantinos cuyo nombre está asociado a un santo o santa: San Cristóbal de la Cuesta, San Esteban de la Sierra, San Felices de los Gallegos, San Martín del Castañar, San Miguel de Valero, San Miguel del Robledo, San Morales, San Muñoz, San Pedro de Rozados, San Pedro del Valle, San Pelayo de Guareña, Santa María de Sando y Santa Marta de Tormes,


Noticias relacionadas

3 comentarios

Deja un comentario

Botón volver arriba