fbpx
Cosas de la vida

El Día de todos los Santos en Venezuela

Los venezolanos veneran al Dr José Gregorio Hernández y a la Madre María de San José

 

Este 1 de noviembre, Festividad de Todos los Santos, se celebra en España y en otros países de cultura Cristina. Sepamos cómo lo celebran en Venezuela.

Esther Ramírez espera con ansia la llegada del Día de todos los Santos. Lleva más de 30 años participando en las actividades litúrgicas que, a propósito de esta fecha religiosa, se organizan en su parroquia, ubicada en la frontera de Venezuela con Colombia.

Con tono didáctico explica, mientras recorta los tallos de un ramo de rosas, que esta fecha es muy especial para la Iglesia Católica, por cuanto se festeja a los santos canonizados o a aquellos que están a punto de ser reconocidos como tal.

“Para conmemorar este día, a lo largo y ancho de nuestro país, se celebran misas solemnes. Son muy reconocidas la de Cumaná, en el estado Sucre, y la de Dabajuro, en el estado Falcón. Acá en los Andes venezolanos también las personas tienen la costumbre de pagar promesas y rezar rosarios en familia”, detalla, en tanto termina de arreglar las rosas en un jarrón.

Esperan canonización

Vale destacar, que el país caribeño cuenta con dos figuras emblemáticas cuando se trata de santos o beatos, que por muchos años han sido venerados y a quienes la feligresía atribuye diversos milagros.

El más importante y popular es el José Gregorio Hernández (Trujillo 1864-Caracas 1919) quien fue un médico, científico, profesor y filántropo de profunda vocación religiosa, cristiano católico y franciscano seglar.

Debido al sin fin de testimonios que daban cuenta de sus milagros, en 1949 la Iglesia Católica del país petrolero inició el proceso de beatificación y canonización ante la Santa Sede. Estas gestiones estuvieron a cargo del Arzobispo de Caracas, Monseñor Lucas Guillermo Castillo.

De este modo, tras el estudio de los casos presentados, José Gregorio Hernández fue nombrado “Venerable” por el Papa Juan Pablo II el 16 de enero de 1986, lo cual permitió seguir adelante hacia la beatificación. De completarse el proceso, se convertiría en el primer santo de procedencia venezolana.

El otro caso importante en este sentido, es el de la Madre María de San José (Aragua 1875-1967) quien es Beata desde 1995.

El proceso de su beatificación comienza en 1978. En 1982, ocurre la curación de la hermana Teresa Silva, inválida por una penosa enfermedad, a quien la Madre le había profetizado su curación años antes. Este milagro fue aprobado por decreto papal de Juan Pablo II en 1993.

En 1994, es trasladado su cuerpo incorrupto al sarcófago de cristal para la veneración de sus hijas espirituales y fieles. El 7 de mayo de 1995 fue celebrada en la Ciudad del Vaticano la ceremonia de su beatificación.

Cada 01 de noviembre estos dos entrañables personajes para la feligresía venezolana, son venerados con rezos y cánticos; asimismo, sus milagros y vidas dedicadas a obras de caridad son resaltadas con fervor y fe.

Esther se retira con la satisfacción del trabajo realizado, pues la Iglesia de su parroquia está lista para el gran día. Los fieles creyentes de San Rafael de El Piñal, caluroso pueblo ubicado al sur del fronterizo estado del Táchira, nuevamente celebrarán el Día de Todos Los Santos, esperando que los días por venir sean mejores y la fe permanezca viva a pesar de todo.

Raúl Márquez (Táchira, Venezuela)

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba