Local

La colección de la Sala de las Tortugas «la querría tener cualquier museo» (por suerte está en Salamanca)

La Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca alberga una de las colecciones de vertebrados del Eoceno más importantes de toda Europa

 

 

La Sala de las Tortugas alberga «una colección que cualquier museo querría tener». Así de contundente se mostró María de Puy Ayarza, jefa del departamento de Geología.

Explicó, minutos antes de la inauguración de una Sala de las Tortugas remozada, que el 80% de la colección de fósiles que alberga «ha salido del esfuerzo de personas como Emiliano Jiménez y el equipo que formó, que regalaron tiempo, incluso dinero».

Ayarza señaló que con la Sala de las Tortugas, la Universidad de Salamanca tiene una joya «que necesita que podamos pulirla y ampliarla. Hay que darle el peso que se merece y seguir ampliando la colección».

La Sala de las Tortugas en la Facultad de Ciencias es un espacio dedicado a la ‘Colección de Vertebrados Fósiles de la Cuenca del Duero’, una de las colecciones de vertebrados del Eoceno (55 – 30 ma) más importantes de toda Europa, dónde tienen catalogados alrededor de 25.000 ejemplares y cuyo registro paleontológico permite realizar un recorrido a lo largo de los últimos 70 millones de años de la historia de la Cuenca del Duero.

Inauguración de la remozada Sala de las Tortugas en la Facultad de Ciencias
Inauguración de la remozada Sala de las Tortugas en la Facultad de Ciencias.

La historia de la Sala de las Tortugas

La Sala de las Tortugas es un espacio iniciado por las investigaciones del profesor Emiliano Jiménez Fuentes (Departamento de Geología, Universidad de Salamanca) a finales de los años 60 y que se constituyó como tal en 1988 gracias al apoyo de en aquel entonces Iberduero.

A partir de 1986, el equipo investigador asociado a Emiliano Jiménez Fuentes se consolidó, con la incorporación de varios colaboradores que se asociaron a diferentes proyectos de investigación y con el aumento de los fondos de la colección, en gran medida debido a los proyectos de excavación subvencionados por la Junta de Castilla y León entre los años 1988 y 1993.

Sin embargo, en 1993, cesó su actividad por la falta de financiación. Como consecuencia, se disolvió el equipo investigador y se paralizaron las tareas relacionadas con la restauración y la museística de la colección.

El presente 

En estos últimos años, Santiago Martín de Jesús, uno de los miembros del equipo investigador. «Ha sido un trabajo muy gratificante, aunque no gratificado». Martín se ha hecho cargo a modo honorífico de la Dirección científica de la colección, elaborando en una primera fase el inventario digital de la colección, y después, realizando el Proyecto de Musealización para la renovación de sus contenidos y del espacio expositivo, siempre coordinando la labor científica con el Grupo de Biología Evolutiva de la UNED, que es el principal grupo investigador sobre los fondos de dicha colección.

El presente

De esta forma, gracias al apoyo del Departamento de Geología, de la Facultad de Ciencias y de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia, se ha logrado intervenir en la sala, renovando el aspecto exterior del espacio expositivo.

La Sala de las Tortugas tiene nuevo aspecto “más actual, atractivo y fundamentalmente didáctico”, según explicaron durante el acto de presentación la vicerrectora de Investigación y Transferencia, Susana Pérez Santos; el decano de la Facultad de Ciencias, José Miguel Mateos Roco; el comisario científico, Santiago Martín de Jesús; y la directora del Departamento de Geología, María Puy Ayarza Arribas.

La Sala de las Tortugas se ha dividido en varias áreas: Historia de la Sala de las Tortugas, los Tiempos Geológicos, la Cuenca del Duero, Quelonios, Cocodrilos, Mamíferos y, por último, Patologías.

El futuro

Está previsto continuar renovando este pequeño espacio en sucesivas fases, interviniendo sobre la iluminación, realización de más paneles e ilustraciones, etc. sin descartar su reubicación en un espacio más amplio y accesible que permita disfrutar de este tesoro.

El objetivo, según explicó la vicerrectora de Investigación, «es la conservación de esta colección».



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba