Cultura

Salamanca, ciudad de la censura

Las juventudes socialistas lamentan que el Ayuntamiento incluya la ciudad en la lista negra de las ciudades que coartan la libertad de expresión

La polémica sobre la intención del Ayuntamiento de censurar y suspender el concierto programado por la Fundación municipal de Cultura de Los Chikos del Maíz sigue creciendo. La dirección provincial de las Juventudes Socialistas condenó y rechazó este viernes la decisión tomada por el equipo de gobierno municipal en el Ayuntamiento de Salamanca, formado por el bipartido PP y Ciudadanos y encabezado por el alcalde Carlos García Carbayo, de suspender el concierto del grupo “Los Chikos del Maíz” programado para el día 10 de enero.

 

La organización juvenil socialista considera que dicha suspensión constituye una limitación y coacción a la libertad de expresión, una limitación de derechos y, en definitiva, “un acto de censura que en este país ya creíamos olvidados”.

Considera que la decisión tomada por el bipartito que gobierna en el Ayuntamiento, y por el propio alcalde, “es una irresponsabilidad institucional que demuestra, única y exclusivamente, la cesión y el sometimiento a las presiones y el poder que todavía ejercen sobre el Partido Popular determinados grupos, colectivos y personas en esta ciudad, que coarta el acceso a un espectáculo musical de otras muchas personas puesto que, no hay que olvidar, todas las entradas del evento estaban agotadas y vendidas”.

A juicio de las juventudes socialistas este hecho es “una vuelta al pasado más rancio, que recuerda ideas y tiempos pasados donde también se censuraban determinadas expresiones artísticas por el simple hecho de no gustar o contener manifestaciones que no eran del agrado de cargos e instituciones y que puede suponer que la ciudad pase de ser conocida como Salamanca ciudad de cultura a serlo como Salamanca ciudad de censura”.

Recuerda que el equipo de gobierno municipal censura a uno de los grupos considerado actualmente como uno de los referentes del rap político en nuestro país. “No estar de acuerdo con algunas de las letras de sus canciones, algunas de ellas critican también al PSOE, no es motivo para que se coarte de manera tan sangrante la libertad de expresión y el acceso a los espectáculos musicales de los salmantinos. Para juzgar ya están los tribunales y que se sepa nunca este grupo musical ha sido condenado por su labor artística ni el contenido de sus letras o canciones”.

Añaden que el argumento utilizado por el Ayuntamiento para suspender el concierto, que la actuación del grupo y sus letras son contrarias a los valores de concordia de la ciudad de Salamanca, también podría haber servido para impedir o prohibir la cesión de un local municipal, en este caso en el Centro Cívico Julián Sánchez “El Charro” para la celebración de un acto o una conferencia de Guillermo Rocafort, reconocido colaborador de la Fundación Francisco Franco, y autor de trabajos y manifestaciones donde se alaban a militares vinculados con la represión franquista, acto que sin embargo no solo se permitió sino que en ningún momento, “ en favor de la concordia” se cuestionó o se prohibió.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba