Navidad 2019

La lotería desde la barrera

 

El 22 de diciembre los medios de comunicación damos buenas noticias y contamos que hoy hay muchas personas felices y un poco más desahogadas económicamente. Este año, la lotería ha tocado aquí, en Salamanca. Donde el gordo siempre había sido muy esquivo, salvo por algún décimo ‘extraviado’, no se conocía la felicidad de que hubiera tocado el gran premio que «te cambia la vida», al menos durante unos días, a un barrio entero, como este año.

1.000 papeletas son las ‘culpables’ de haber diseminado euros a familias enteras de Salamanca sobre todo del barrio del Alto del Rollo, donde está el gimnasio  Seiza, que lleva jugando el mismo número más de un lustro. «Pensaba que era mentira. Veías a la gente un día como hoy celebrando que habían ganado y creías que no te iba a tocar nunca. Pues mira, toca».

Ver los ojos chispeantes de los agraciados con el premio, ver cómo echan cuentas para ver qué agujeros tapan: «Terminaré de reformar la casa»; «llegaré a fin de mes»,…  y se darán un capricho: «Cambiaré de móvil».

Desde la barrera ves como se abrazan, sonríen, lloran, se vuelven a abrazar, besan a sus hijos o nietos, que en esta ocasión, fueron ellos los que llevaron la suerte a sus casas envuelta en una papeleta.

Es la primera vez que disfrutamos en Salamanca de la alegría colectiva de un grupo de familias por ser los ganadores de casi 100 millones de euros.

Entre las historias que escuchamos los periodistas, siempre hay una persona que vio las papeletas en una de las tiendas que las vendían y no compró. «No podemos comprar en todos los sitios». O aquella niña que insistió a sus familiares y «no compraron. Esperemos que no se enfaden».

Eso sí, en el barrio del Alto del Rollo ha llovido hoy, pero una lluvia de millones de euros.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba