EconomíaNavidad 2019

El catastro subirá en 28 pueblos de Salamanca en 2020

Y bajará en otro desde el inicio del año

Un total de 29 pueblos de Salamanca actualizarán los valores catastrales de inmuebles urbanos para 2020. En 28 casos la revisión será al alza y solo en uno, Almenara, será a la baja.

 

Esta medida sólo afecta a inmuebles urbanos y se adopta en los términos que establece la Ley del Catastro Inmobiliario y que exige que exista una solicitud previa municipal. Previamente a la publicación de esta Orden ha sido evaluado el cumplimiento de los requisitos técnicos exigidos por la Ley, que, en esencia, consisten en que hayan transcurrido al menos cinco años desde la entrada en vigor del último procedimiento de valoración colectiva de carácter general, y que existan diferencias sustanciales y homogéneas entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes.

catastro ibi boe
Los pueblos donde subirá el IBI y el único donde no lo hará tras esta revisión catastral, según los datos del BOE.

En total hasta 1.092 municipios de todo el país se acogen a esta actualización, cuya aplicación se hará efectiva desde el 1 de enero de 2020. Las subidas y bajadas medias globales en conjunto alcanzan un 3%, respectivamente. El incremento máximo no supera el 5%.

1.005 municipios verán revisados al alza sus valores y los 87 restantes registrarán descensos, tal como recoge el Boletín Oficial del Estado de este sábado, que publica también las tablas de los coeficientes para la revisión.

La actualización no implica que varíe el tipo del impuesto —que es de carácter municipal y que fija cada ayuntamiento—, pero sí lo hace la valoración del inmueble, que es la base imponible sobre la que se aplica.

La actualización debe ser solicitada por los ayuntamientos y en algunas ocasiones supone la revisión de valoraciones que no se habían modificado desde los años ochenta.

De los 1.092 municipios, aquellos que revisaron por última vez los valores catastrales entre 1984 y 1988, que son un total de 78, verán incrementada la valoración de las viviendas con un coeficiente del 1,05.

Para los que revisaron por última vez en los años 1989 y 1990 y entre 1994 y 2003, que suman 927, el coeficiente a aplicar es el 1,03.

A modo de ejemplo, un inmueble valorado en 1985 en 100.000 euros tendrá ahora una valoración en el catastro de 105.000 euros, cantidad sobre la que se aplicará a partir del 1 de enero el tipo del IBI que haya establecido el ayuntamiento correspondiente.

El IBI bajará para los 87 municipios que aplicaron la última actualización entre 2011 y 2013, porque las valoraciones de entonces estaban afectadas por los elevados precios de la vivienda de antes del estallido de la burbuja, a los que se les aplicará un coeficiente del 0,97.

En este supuesto, para una casa cuyo valor en 2011 fuera de esos mismos 100.000 euros, en 2020 a efectos catastrales bajará a 97.000 euros.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba