Economía

Salamanca crecerá por encima de la media de la región en 2020

Informe de Unicaja Banco

La coordinadora del estudio trimestral ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’ de Unicaja Banco, Felisa Becerra, avanzó hoy que las provincias de Segovia y Soria encabezan la senda del crecimiento económico en 2020, con un dos por ciento. La estimación para el conjunto de la Comunidad es del 1,7 por ciento de subida del PIB, rebajando en dos décimas la anterior previsión. Por encima de este dato también están Ávila y Valladolid (1,9 por ciento) y Salamanca (1,8 por ciento).

 

La fortaleza de Segovia y Soria, destacó la analista de Unicaja Banco, se basa en el buen comportamiento del paro y la ocupación a lo largo de 2019, que se mantendrá, según sus previsiones de cara a 2020. Además, en el caso de Segovia, también juega un papel muy destacado el buen comportamiento del sector turístico, sin olvidar, el sector inmobiliario y el empuje de la demanda interna.

Unicaja Banco presentó en la ciudad del Acueducto los datos del informe número 20 de ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’, que elabora la sociedad del grupo Analistas Económicos de Andalucía. Becerra aseguró que la actividad económica de Castilla y Leóncerrará 2019, a falta de conocer los datos del cuarto trimestre, en un 2 por ciento, que será un 0, 2 menos de lo estimado en septiembre, debido a la menor aportación de la inversión.

Por su parte, el consumo privado, con un aumento del 2,4 por ciento, se quedaría cuatro décimas por debajo respecto a 2018, aumentando el gasto de las Administraciones Públicas un 1,5 por ciento y la inversión, un 2,7 por ciento.

En cuanto a las estimaciones para 2020, Castilla y León crecerá este año (1,7 por ciento) pero, al igual que en el conjunto del país, se va a tasas “más moderadas”, principalmente motivadas por la incertidumbre internacional, por las tensiones comerciales, así como, aunque en menor medida, a la espera de ver las políticas económicas que acomete el nuevo Gobierno español.

“La revisión a la baja de dos décimas obedece a un menor ritmo de crecimiento vinculado a la incertidumbre exterior que no sólo afecta a Castilla y León”, argumentó la analista de Unicaja Banco, que se mantienen a pesar de que parece que las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se van relajando. Felisa Becerra indicó que hay señales de “estabilización en el crecimiento” pero que “habrá que ver si consolida en los próximos meses”.

Los motores del económicos de Castilla y León, con una previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto del 1,7 por ciento, son, por el lado de la demanda, está apoyado en la demanda interna, en el consumo privado, que se estima puede subir en el 2 por ciento, mientras que la inversión del sector público podría subir un punto. Por su parte, según este informe, la inversión subirá en dos puntos y medio.

Para Unicaja Banco, en este año que acaba de empezar, “esperamos que todos los sectores productivos crezcan”, gracias a una aportación productiva que oscila entre el 0,5 por ciento de la industria y el 2,1 por ciento de los servicios.

Becerra remarcó que el sector servicios en Castilla y León sigue siendo “el principal soporte de crecimiento” y que sigue estando por encima del 60 por ciento del PIB. En cuanto al sector agrario, también se esperan para 2020 mejores resultados que en 2019.

Empleo

En lo que respecta al mercado de trabajo, se estima un crecimiento en el empleo de Castilla y León del uno por ciento, situándose la tasa de paro, en el promedio del año, en el 10,5 por ciento, que supone casi un punto menos que la media de 2019. Felisa Becerra indicó que el aumento del empleo será “generalizado” en todos los sectores económicos, con tasas más elevadas para la industria y la construcción, sobre el 2 por ciento y una previsión de descenso del número de parados del 7,7 por ciento.

En el tercer trimestre de 2019, el número de ocupados ha crecido en términos interanuales en un 0,8 por ciento, sustentando en el aumento del sector servicios (2,6 por ciento) y en el sector agrario (5,7 por ciento). Al mismo tiempo, la población activa creció en el 0,7 por ciento y el número de parados bajó un 0,4 por ciento, con una tasa del 11,2 por ciento frente al 13,9 de la media nacional.

Por provincias

Según el informe del tercer trimestre de 2019 de Unicaja Banco para Castilla y León, con datos del Indicador Sintético de Actividad, el crecimiento fue generalizado en todas las provincias pero estuvieron crecimientos superiores a la media regional, en Segovia (2,5 por ciento); Valladolid (2,3 por ciento); Soria y Ávila (2,2 por ciento) y Salamanca (2,1 por ciento). Para el conjunto de 2019, serían Segovia y Valladolid, las que habrían registrado un crecimiento superior al conjunto de la Comunidad. El resto de provincias crecerán por debajo del 2 por ciento.

Para este 2020, Segovia y Soria registrarán, según Unicaja Banco, los mayores crecimientos, con un 2 por ciento, mientras que Ávila y Valladolid, será del 1,9, por ciento y Salamanca, también subirá por encima de la media regional, con un 1,8 por ciento. El resto de provincias estará por debajo de la estimación para el conjunto de Castilla y León del 1,7 por ciento, en 2020.

Al acto de presentación del informe número 20 de ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’, acudió el director del Área de Unicaja Banco para Segovia y Ávila, José Manuel Matilla, que destacó la posición de liderazgo de la entidad en la comunidad, “tomando el testigo de Caja España Duero”. Matilla también remarcó que Unicaja Banco lleva, desde 2015, elaborando este informe de previsiones económicas para “arrojar luz” sobre la economía de Castilla y León y sobre por dónde va a ir su futuro.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba