LocalPortadaSucesos

‘Vendetta’ por la muerte del Chispi

Aparece dañada una tumba de familiares de los presuntos autores de los disparos

Con el cadáver del Chispi, el joven de 27 años abatido a tiros este miércoles en el barrio del Tormes, todavía tendido en el suelo, allegados de la víctima anunciaron que vengarían su muerte y desde entonces se han producido algunos movimientos que parecen indicar que «quieren solucionar las cosas entre ellos», al margen de la Policía, que sigue investigando el suceso.

 

Este jueves una llamada anónima al 112 dijo haber oído tiros en el barrio de Buenos Aires, pero a la Policía Nacional de Salamanca no le consta y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, aseguró que sí “se generó una nueva alarma por la llamada de un vecino que supuestamente había escuchado disparos”, pero fue una falsa alarma. También reconoció que “hay una intensificación absoluta del dispositivo de la Policía Nacional y se han extremado con absoluta eficacia, rigor y de forma preventiva todas las medidas”.

Reiteró que “no se ha demostrado ni constatado un nuevo tiroteo”, aunque sí ha habido “un importante despliegue en la zona del tanatorio donde se encontraba la persona fallecida” ya que allí mismo se profirieron nuevas amenazas hacia los autores de los disparos.

Ya en la medianoche del jueves al viernes, otra llamada anónima al 112 alertó de que unos desconocidos estaban ocasionando daños a una tumba.

No hubo profanación pero sí se produjeron esos daños en una tumba perteneciente a la familia de los investigados por la muerte del Chispi, según confirmaron fuentes policiales.

Mientras tanto, la Policía salmantina sigue investigado el caso para dar con el paradero de los autores materiales del crimen y mantiene activado un protocolo de alerta en dicho enclave y en el cercano barrio de San José, así como “en los puntos que se pueden prever calientes” para evitar una escalada violenta entre clanes de etnia gitana vinculados al suceso.

Así lo aseguró el comisario del Cuerpo Nacional de Policía en Salamanca, Luis Esteban Lezáun, quien manifestó que se dará “la respuesta debida” a nivel de presencia policial en lugares como el velatorio del joven asesinado o en el cementerio, durante la ceremonia de entierro que tendrá lugar este viernes, para evitar que se produzcan altercados.

“Hay que mantener la calma porque está todo bajo control absoluto”, continuó Lezáun, quien afirmó que “no se prevén incidentes de gran gravedad” y confirmó que la investigación para el esclarecimiento total del suceso y la detención de los autores sigue en marcha pero que no puede “decir nada ya que está decretado el secreto de sumario”. En todo caso, auguró que “en un tiempo corto, medio o largo, se dará con el autor o autores del asesinato”.

No obstante, Lezáun afirmó que “la situación en la ciudad está relativamente tranquila y controlada”, y remarcó que “no hay ningún problema de orden público más allá de altercados puntuales y de escasa entidad”.

 


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Todo esto biene Porq el pepon estaba con la ex mujer del chispi la conchita de aquí del pueblo y por eso estaban picados se las tenían juradas hasta q se han encontrado a ver esta chica ahora q hace uno muerto y el otro fugado tanto jugar se ha quedado sin ninguno de los dos a por otro primo conchita animo

Deja un comentario

Botón volver arriba