OpiniónPortada

Los Sexmeros

 

Para intentar ser objetivos no hay nada mejor que tomar cierta distancia y ver con otra perspectiva —ésta es la lucha que una vez tras otra perdemos porque se trata de nuestra ciudad y tierra—; en eso estábamos, retomando el vuelo del halcón, cogiendo altura con rapidez para no interferir en los quehaceres mundanos, cuando aquello que era enorme pasó a empequeñecer y casi desaparecer ante nuestra vista.

 

Es sorprendente la posición alcanzada en esta ascensión porque llegamos a percibir la provincia dividida en «partidos» y estos, a su vez, subdivididos; a saber: Alba (3 quartos), Barco (5 quartos), Béjar (4 quartos), Ciudad Rodrigo (5 campos), El Mirón, Ledesma (5 rodas), Miranda (2 quartos), Montemayor (2 quartos), Piedrahita (3 sexmos), Salamanca (4 quartos), Salvatierra (2 quartos).

«Esta casa y las azesorias son de los 4 qvartos de la tiera desta civd qve se compraron
sin azer repartimiento alguno siendo sesmeros…»

La comarca que rodea a la capital, con sus villas, lugares, dehesas y alquerías —Tierra de Salamanca— la integran el Quarto de Armuña, Quarto de Baños, Quarto de Peña del Rey y el Quarto de Val de Villoria.

Observamos que «quarto» no se refiere necesariamente a 4 ni «sexmo» a 6, aunque el origen de «sexmero» como uno de los seis miembros tal vez provenga del antiguo concejo, que evolucionó durante los siglos XIII y XIV hasta un sistema cerrado o «regimiento», al que acudían junto al corregidor —máxima autoridad local enviada por el rey— los regidores —nombrados por el rey a propuesta del concejo en número de 26— y los dos sexmeros de la ciudad junto a los cuatro sexmeros de la tierra —estos seis últimos de condición no noble—.

Fachada y patio interior rectangular de tres galerías, sin corredor el lado que mira al norte.

Respecto a la «Casa de los Sexmeros de la Tierra», edificio gótico civil de finales del siglo XV cuya marca medieval son los grandes dovelones del arco de entrada y la forma cóncava propiamente salmantina de los escudos de fachada con «punta en jefe y pico en punta», según documento de 13-XII-1713 titulado «Pleito de concurso y juicio universal de acreedores a los bienes que quedaron de…», se hace «Venta judicial para los Quattro Quarttos de la Tierra desta Ciudad de unas cassas a la parrochia de S. Julián» para residencia y «pósito» del cereal. Es decir, desde su primer propietario hasta la adquisición por parte de estos últimos, el edificio y accesorios pasan por varias manos y sucesivas subastas para pago de deudas.

Capiteles provenientes, tal vez, de los desaparecidos portales de San Julián

La Cámara de Salamanca se constituye en 1886 y no es hasta 1917 cuando se autoriza la compra de la casa para sede; también se hacen las gestiones para comenzar las obras, más de construcción que de adaptación al nuevo uso, debido al mal estado del inmueble. La realización de las obras se lleva a cabo con buen criterio y muy buen gusto a la hora de localizar, elegir y comprar los nuevos elementos decorativos, en muchos casos condenados al olvido.

Banco de piedra y detalles del friso plateresco que fuera dintel de una puerta interior.

Nos remontaremos al siglo XII para encontrar a don Raimundo de Borgoña y al infante don Vela de Aragón, yerno y sobrino respectivamente del rey Alfonso VI, repobladores de estas tierras; en cuarta generación del discutido sobrino encontramos a don Rodrigo de las Varillas, que es origen de todos los Rodríguez de Villafuerte o de las Varillas —cuartel izquierdo del escudo municipal— a partir del siglo XIV. En 1580 se hace la primera venta de la casa en cuestión, propietario: don Francisco Rodríguez de Villafuerte.

No seremos nosotros quienes os aconsejen pues una placa de pizarra del antiguo osario de la parroquia de San Julián nos recuerda que «los que dan consejos ciertos a los vivos son los muertos».

Detalles que nos recuerdan a los de la escalera del coro de San Martín y Casa de las Muertes.

 


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Me encanta esta sección del periódico, con ella aprendo de la historia de Salamanca, que tiene mucha, de una manera entretenida. ¡Enhorabuena Pesquisidores en la Sombra!

Deja un comentario

Botón volver arriba