Opinión

Boletín informativo

 

Y tras la crónica de sociedad, les dejamos con Hugo Lazo que nos contará las últimas noticias del mundo del deporte. ¡Muy buenas tardes Hugo!

 

– Buenas tardes Carmelo Cotón, vamos ya con las novedades del deporte rey. Hoy tenemos cuatro historias. Comenzaremos, como debe ser, con las grandes ligas de Europa que es lo que nos da pasta y cerraremos con el habitual guiño al deporte base y amateur, porque en esta cadena queremos dar voz tonta a los grandes como a los pequeños, pero a los grandes más, que importan más porque ganan más y tienen más.

>> Un prestigioso club de balompié de nuestro país ha pagado a unos presuntos señores, una presunta cantidad de dinero para que, presuntamente, consiguieran generar una corriente de presunta opinión favorable a la directiva y desfavorable, presuntamente, para todo aquello que no favorezca a dicha presuntamente seria divertida, digo directiva, incluyendo sus propios jugadores. Ese equipo ganó su partido de liga por dos goles a uno.

>> En el vecino Portugal, los jugadores de un prestigioso clube de futebol y también los rivales han tratado de evitar que un miembro del primero abandonara el terreno de juego de manera voluntaria. “No te enfades hombre” parece ser que le han dicho. “Es una bromilla que te gastan, ellos también tienen negros y solo les insultan cuando fallan“. Según el acta arbitral, se hizo acreedor de una tarjeta amarilla por ponerse por sombrero el cubo de generosas dimensiones que le habían lanzado desde la grada tras marcar un gol. El partido terminó con un gol a dos.

>> En otro orden de cosas, en el mundo del mini mundo, también ha habido serios conflictos. Siguiendo en Portugal, en un partido de futsal, el futbito de toda la vida, entre dos equipos de preadolescentes pertenecientes a dos entidades de la máxima rivalidad lusa, el árbitro se ha visto obligado a sacar tarjeta blanca al capitán de los de verde tras una intensa disputa por un dudoso penalti señalado a su favor. Va el niño y le confiesa al colegiado que el balón no dio en el brazo al defensor de rojo dentro de su área sino en la cara. Pues venga, bote neutral para el equipo vermelho.

>> De vuelta en España, el guardameta de 11 años de un modesto equipo del norte paró el partido que estaba jugando ante unos pequeños comentarios que estaba recibiendo la árbitra del partido. “Callad y dejad a la árbitra tranquila de una vez», dijo. Parece que no estaba de acuerdo con lo de mandarla a fregar y esas cosas.

>> Respecto a los resultados de estos últimos encuentros… Déjenme ver que lo tenía por aquí en un post-it apuntado… ¡Carmelo! ¿Te has llevado mi chuleta con el marcador? Siempre igual… En definitiva, es probable que ni el niño portugués de la tarjeta blanca (al fair play) ni el pequeño cancerbero asturiano lleguen a nada en el mundo del deporte porque es muy difícil y son pocos los elegidos.

>> A continuación, el tiempo.

Moveyourself. 

Más información, aquí


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba