Nacional

Más de 12.000 personas acuden a la capilla ardiente de Suárez

Alrededor de 12.000 personas han acudido este lunes a la capilla ardiente del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, situada en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso, en las ocho primeras horas desde la apertura al público del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Según los cálculos del Congreso, en torno a 1.500 personas están desfilando por la Cámara Baja cada hora (alrededor de 25 por minuto), por lo que asciende a unas 12.000 el número de ciudadanos que se han acercado a la sede de la soberanía nacional a dar su último adiós al primer presidente de la democracia.

La cola de personas que aguardan para entrar en el Congreso de los Diputados para visitar la capilla ardiente del expresidente Adolfo Suárez ha aumentado a dos kilómetros de longitud haciendo eses en calles de los alrededores de la sede parlamentaria, a la que se puede acceder con una espera media de tres horas.

La capilla ardiente se abrió al público en torno a las 12.00 horas, aunque a primera hora de la mañana ya había colas de ciudadanos esperando para acceder al edificio. Para recibir a los restos mortales del expresidente en la Puerta de los Leones estuvieron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; los presidentes del Congreso, Jesús Posada; del Senado, Pío García-Escudero; del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y los miembros de las Mesas de ambas Cámaras. Una sección militar de honor del Regimiento Inmemorial del Rey ha trasladado el féretro de honor al salón de Los Pasos Perdidos, donde se instaló la capilla ardiente.

Los primeros en llegar eran Don Juan Carlos y Doña Sofía a las 10.30 horas, acompañados de la Infanta Elena, que acudían para dar el último adiós y condecorar a título póstumo al expresidente con el collar de la Real Orden de Carlos III, la máxima distinción civil que concede el Gobierno.

Entierro en Ávila

El ex presidente será enterrado en una tumba que ya ha quedado abierta en el claustro de la catedral de Ávila, a escasos diez metros de donde está sepultado quien fuera presidente del Gobierno en el exilio durante la II República Claudio Sánchez Albornoz. Según ha informado el Ayuntamiento de Ávila, que ha decretado tres días de luto, Suárez será enterrado tras la celebración de una misa de funeral y después de la capilla ardiente que se instalará en el Congreso de los Diputados. El entierro tendrá lugar previsiblemente el martes, según lo ha manifestado el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel García Nieto.



Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba