Cosas de la vida

Dimes y diretes (XXVI) cuarentena. Cuando las barbas de tu vecino….

 

Queridos amigos: Una buena amiga, Encarna de Cabo, me pregunta, extrañada, que cómo es que no he incluido en esta sección «Dimes y diretes» el famoso refrán de las barbas del vecino. ¡Tiene toda la razón! ¿Cómo no se me habrá ocurrido habiendo sido tan necesario que lo recordase quien tuvo que hacerlo, para prevenir en parte todo lo que nos está pasando? Si mi omisión es perdonable la de los mandarines no. ¡Desde luego que no! Yo lo subsano ahora pero, ellos… ¿qué excusa tienen?

Por: Emiliano Jiménez

Me estoy refiriendo a:

«Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar»

A su vista se me ocurre ampliar la información recordando a mis lectores que en el vivir antiguo judío y en el musulmán, donde el hombre se caracterizaba por su barba, era una dura ofensa que alguien la cogiese y tirase de ella, o que, haciendo uso de la fuerza, se la cortase. Algo similar para las mujeres era trasquilarlas el pelo de cualquier manera, una forma cruel de venganza que se puede ver en reportajes de después de la liberación de Francia en 1944. ¡Qué barbaridades se han hecho por parte de los que se apuntan tardíamente al carro de los vencedores de cualquier guerra!

Y hablando de otra cosa, ¿sabéis lo que son las varvas? ¿Noo? Pues ya tengo pie para explicarlo un día de estos.

Animaos, queridos lectores y aportad vuestra inspiración al refranero

————-

He recibido varias propuestas para aumentar nuestro «Diccionario castizo». Veamos:

  1. J. Balmori Ruiz: «No por mucho tempranar, amanece más madruga«, «Aunque la seda se vista de mona, tú siempre nunca«, «En casa del herrero, dan posada al peregrino«, «El que a buen árbol se arrima, llega el pájaro y ¡plaf!«. Si hacemos una clasificación, estas muestras habría que encuadrarlas en la categoría de surrealistas.

«El que no madruga con el sol, no goza del día» (según nos recuerda E. de Cabo Pérez, está en el Quijote)

 «Lo que no has de poder ver, en tu casa lo has de tener« (L. de Dios Villanueva)

«Cría cuervos y véndelos por pavos» (J. A. Villoria)

Muchísimas gracias, y un abrazo.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba