Cosas de la vida

Adiós, Robinson… nunca caminó solo

 

Ha muerto a los 61 años Michael Robinson, un inglés muy español, que siempre tuvo un acento muy británico contando las historias de nuestro fútbol y de los deportistas que se superan a sí mismo.

Llegó a España a través de Navarra, para lucir la equipación del Osasuna, y se quedó.

En Canal+ hizo que el fútbol lo amaran hasta los que no les gustaba el deporte rey. Los que lo conocían lo definían como una persona agradable y dispuesto para todo lo que demandaran.

Su familia ha escrito en su cuenta de twitter: Con tremenda tristeza os comunicamos el fallecimiento de Michael. Nos deja un gran vacío, pero también innumerables recuerdos, llenos del mismo amor que le habéis demostrado. Os estaremos eternamente agradecidos por haber hecho a este hombre tan feliz, nunca caminó solo. Gracias. 

Robinson anunció en diciembre de 2018 que sufría un cáncer que no tenía cura, un cáncer maligno, un melanoma con metástasis en estado muy avanzado que le han diagnosticado tras descubrirle un bulto en una axila.

«Preferiría no tener que librar esta batalla pero lamentablemente estoy en esta lucha y tengo claro que la voy a ganar», ha dicho antes de bromear sobre los efectos secundarios de un pionero tratamiento de inmunoterapia al que ya se está sometiendo.
«El pasado viernes, cuando me sometí a mi primer tratamiento de inmunoterapia, les pregunté si me iba a curar también de mi defecto al pronunciar las erres».
El ex jugador del Liverpool y del Osasuna ha contado que se notó un bulto en la axila el pasado 30 de octubre cuando «se sentía perfectamente» y que tras consultar con los especialistas le diagnosticaron un melanoma con metástasis.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba