GeneralOpinión

Relato onírico del confinamiento

 

En estos días de confinamiento busco en la fotografía una vía de escape. Afrontar un proyecto fotográfico sirve para explorar diferentes caminos creativos.

He trabajado fotografía de composición en bodegones, fotografía de larga exposición, de contraluz o documental.

Pero al final, el proyecto que más me ha cautivado, es éste que os presento. Realizado en fotografía de doble exposición. Aunque para mí esta técnica no es habitual, me ha dado mucho juego a la hora de evolucionar mi trabajo, por ejemplo, a un mosaico fotográfico.

Dudé en un principio entre realizar la superposición de dos fotografías en Ps. o hacerlo directamente en cámara; opté por la doble exposición en cámara para dejar un espacio al azar.

Este proyecto consiste en fotografiar los tres planos que conforman cualquier rincón de mi habitación (intercesión del techo y dos paredes) o los dos planos que conforman las esquinas en las columnas de mi casa, para lo que busco una hora de luz suave que marque sutilmente la textura de la pared. Una vez realizado el primer disparo, giro el encuadre 90º sobre el mismo eje y realizo el segundo disparo, o bien lo deslizo verticalmente unos centímetros, antes de volver a disparar por segunda vez.

Las dos opciones son validas, la primera da un resultado más caprichoso y la segunda más previsible.

Como resultado, esta geometría de intramuros sirve para crear un relato onírico de la abstracta situación vivida durante este confinamiento.

El Blog de Pablo de la Peña, aquí.

Instagram

 


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba