Local

El Ayuntamiento de Salamanca aprueba un plan de reactivación cicatero

Refuerza servicios ya existentes, no condona impuestos, solo ayuda a costear la apertura de créditos y hará campañas de promoción del consumo y turismo

El Ayuntamiento de Salamanca ha rubricado este viernes un pacto para atender las necesidades económicas y sociales derivadas de la crisis sanitaria que contempla una serie de medidas a todas luces insuficientes para afrontar el desastre económico que ha generado la crisis sanitaria de la Covid-19. Tras dos meses desaparecido, emerge con un plan cicatero y rutinario. Una situación extrema que requería una respuesta excepcional recibe más de lo mismo.

 

En su mayoría se trata de reforzar servicios y ayudas ya existentes, aplazar impuestos y tasas (no reducir impuestos), hacer campañas de promoción del consumo en comercios y hostelería, así como campañas publicitarias para atraer turistas (en medio de una pandemia para la que no habrá vacuna al menos hasta la primera mitad de 2021) y escasas ayudas a las empresas, como bares y comercios, que ahora luchan por sobrevivir (en cualquier pueblo de los alrededores estos sectores han recibido mejor tratamiento y con mayor anticipación).

El alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, quien agradeció la predisposición de todos los grupos para este acuerdo, abogó por reforzar la atención social de las personas “para que nade se quede atrás” y llegar donde otras administraciones “no llegan”. las del Ayuntamiento, sobre todo en dinero contable y sonante, solo irán para quienes ganaran menos de 1.600 euros antes de la pandemia y ahora menos mil y que no tengan más 5.00 euros en el banco, o sea, que estén en la miseria.

Así lo manifestó durante la rueda de prensa virtual ofrecida minutos antes de la firma de este plan suscrito por los cinco grupos municipales y agentes sociales, al que se refirió como un “pacto político y apuesta común por Salamanca”. Carbayo señaló que se trata de medidas “efectivas”  a través de las que se agilizarán la licitación de obras y la concesión de licencias de los negocios (un reconocimiento implícito de que hasta ahora las demoraban o al menos podían hacerlo con más diligencia), se impulsará la puesta en marcha del polígono logístico (en un momento en el que no hay demanda para crear nada y solo se lucha por sobrevivir) y preparará además, subvenciones a empresas y negocios para facilitar el pago de la constitución de los créditos ICO (los del notario, no los intereses ni parte del principal), así como material de protección y ayudas a familias vulnerables. El regidor local se mostró convencido de “las posibilidades y la voluntad de las sociedad salmantina para salir adelante”.

Por su parte, el resto de representantes municipales mostraron su satisfacción ante esta “buena noticia conjunta”, según el portavoz socialista, José Luis Mateos, en la “dejamos aparcadas las diferencias para llegar a un acuerdo que beneficiará a toda la sociedad”, tal y como declaró la teniente de alcalde, Ana Suárez. Por su parte, también apuntó que tras “días duros y sin libro de instrucciones” se han acordado estas medidas “útiles” para la ciudad con el fin de mejorar la situación de todos los salmantinos y hacer frente así a la vulnerabilidad económica. Mateos también quiso agregar que “no se debe desgastar a nadie, sino mitigar esta situación mediante la coordinación”. Además, añadió que este acuerdo significa “el inicio de un entente de cordialidad, que será exigente y se mantendrá vigilante” para que se cumpla todo lo prometido, como también apoyó la portavoz del grupo mixto por Izquierda Unida, Virginia Carrera.

El Plan

    • Aplazamientos y fraccionamientos en el pago de tributos municipales. En concreto, ha anunciado que en 2020 se va a reducir en un 99% las tasas por instalación de terrazas o mesas altas, por reservas de estacionamiento en establecimientos hoteleros, o por la instalación de puestos en el Rastro.
    • Para empresas y a los autónomos, se establecen ayudas directas. El ayuntamiento va subvencionar, con un importe máximo de 3.000 euros, los gastos derivados de la comisión de apertura, gastos de intervención notarial e intereses generados en el primer año de operaciones de préstamo, formalizados a través de la línea ICO Avales Covid-19.
    • También, con un importe máximo de 3.000 euros, el consistorio va a apoyar la segunda oportunidad para los autónomos que hayan tenido que cesar su actividad, y a los desempleados que decidan apostar por el autoempleo, y que se acojan para eso a créditos del ICO, ENISA, microcréditos o Iberaval.
    • Además, por el mismo importe máximo de 3.000 euros, se va a ayudar a las empresas y a los autónomos que se hayan acogido a  las líneas de financiación ICO o Iberaval, con la finalidad de acometer la modernización y transformación digital de sus negocios.
    • Del mismo modo, se va a proporcionar ayudas a los establecimientos en la implantación de medidas de seguridad sanitaria, con ayudas de hasta 600 euros; al tiempo que se mejorará el plazo de pago a los proveedores, hasta situarse entre diez y veinte días.
    • Otras medidas de este bloque consisten en duplicar el importe previsto para la convocatoria de ayudas a la rehabilitación de viviendas de 2020, hasta los dos millones de euros, y destinar esta misma cantidad a la convocatoria de 2021; así como diversas iniciativas para el fomento del consumo en el pequeño comercio y en la hostelería, tales como un programa de obtención de puntos por compras o gastos realizados en establecimientos salmantinos, que el consumidor podrá después canjear por bonos para la compra de libros en librerías salmantinas o por servicios municipales de ocio y cultura.
    • Además, en materia económica, también se recoge el compromiso con las inversiones en obra pública; el desarrollo de suelo industrial en el sector de ‘Peña Alta’; la agilización de la concesión de licencias de obra y apertura de establecimientos; la promoción de Salamanca como destino “seguro” para el turismo y el aprendizaje del español; así como la generación de tejido productivo en torno a la investigación, el desarrollo y la innovación, a través de la consolidación del programa ‘Salamanca, ciudad del Talento’ y la colaboración con las universidades para este mismo fin.
    • El respaldo al sector cultural salmantino también está reflejado en el bloque de medidas económicas, con el mantenimiento de la programación en el formato que permitan las condiciones sanitarias y la priorización de la contratación de artistas locales, entre otras acciones.
    • Por otro lado, en relación con el bloque de medidas para reforzar la atención social de familias y personas, el alcalde de Salamanca ha anunciado la creación de una nueva línea de ayudas para atender las necesidades de las familias que se encuentren en situación de vulnerabilidad sobrevenida como consecuencia de la crisis sanitaria.
    • Paralelamente, se van a incrementar los recursos destinados a la línea de ayudas de urgencia social ya existente, así como la colaboración con Cáritas y Cruz Roja. Además, se triplicará la cantidad destinada a las ayudas para la adquisición de material escolar, ampliando los conceptos subvencionables, al tiempo que se anticipará el pago de la convocatoria del próximo curso a este año 2020.

Puedes ver el plan completo, en este enlace


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. el plan carece de toda concreción, no se compromete a que las principales partidas vayan directamente a las personas más desfavorecidas por la crisis y en qué grado serán compatibles con las ayudas del Estado ni siquiera en qué proporción se distribuirán las ayudas. Es una declaración de intenciones que no sabemos cómo se ejecutarán al final. Aunque nos lo suponemos.
    Por supuesto, la reactivación de la hostelería y el turismo no dependerán apenas de la cantidad de publicidad que se haga sino del grado de confianza de la gente y de su poder adquisitivo. Además es apostar otra vez por lo mismo en vez de apostar por una diversificación de los sectores económicos.

Deja un comentario

Botón volver arriba