LocalPortada

“Me han dado otra oportunidad, y la voy a aprovechar”

Luis Fraile fue uno de los primeros pacientes Covid que requirió cuidados intensivos en el Hospital Clínico y cuenta cómo fue todo

Luis Fraile tiene 67 años y está curado de coronavirus tras casi un mes ingresado y un paso de 19 días en UCI. Ha perdido más ed diez kilos y no se acuerda de nada desde que en marzo acudió a las urgencias del Hospital Clínico. Fue uno de los primeros pacientes que requirió cuidados intensivos por la Covid-19 en Salamanca. Superviviente de la pandemia que ha atemorizado al mundo entero, dice que no tiene palabras suficientes para agradecer su labor a quienes con su entrega “me han dado otra oportunidad, y la voy a aprovechar”.

 

– ¿Qué síntomas tuvo?

Tenía fiebre y mucha tos: Esos fueron los dos síntomas principales. La tos no se corregía con nada y al final solicitamos la prueba y se confirmó. El estado se siguió agravando y al final decidieron mandarme a urgencias. Llegué a urgencias y me tuvieron ingresado aproximadamente un mes.

– ¿Directamente a la UCI o en planta primero?

Primero estuve en planta, en la sexta planta. Tenía los pulmones con una infección bilateral. No respondía a los respiradores semiautomáticos que me ponían y al final decidieron ingresarme en la UCI con un mal estadio salud. Estuve 19 días y al final con una traqueotomía conseguí superar la infección pulmonar y, poco a poco, ir recuperándome porque sale uno que ni puede andar, ni puede comer,… Luego, poco a poco a través de mucho ejercicio, de apoyo de los fisioterapeutas, vas superando el problema físico.

El problema emocional es muy duro, porque desde el primer momento estás aislado, estás solo, y eso lo suple el personal. Durante tres o cuatro momentos que he tenido necesidad de que alguien me diese la mano he tenido la mano de un profesional sanitario que me la ha puesto encima para darme el apoyo que en ese momento yo necesitaba. Es increíble la entrega, dedicación y, a fin de cuentas, yo que soy profesional (enfermero) y no me mueve ese sentido de clase, sino lo que he estado viviendo, y veo que otro paciente que ha sentido lo mismo que yo, creo que los profesionales han salvado mucho el problema de toda esa crisis psicológica. La actuación es impecable.

– ¿Cómo fue su paso por el Hospital Clínico?

Estuve en planta una noche y al día siguiente me bajaron a la UCI. La tarde del vigésimo día me sacaron e cuidados intensivos. En la UCI lo tienen organizado de dos formas: lo que es la UCI clásica y lo que antes podía ser una reanimación adaptada. Los dos últimos días (de estancia en la unidad de críticos) estuve en esa reanimación adaptada. No me acuerdo de nada. Desde que pasé por urgencias tengo una amnesia de todo. No me acuerdo de la sexta, no me acuerdo de nada de la UCI y tengo una confusión continua de lo que es hecho real con los sueños que he tenido, con pesadillas, de forma que cuando me han dado el alta y he llegado a casa lo que más me ha costado posiblemente ha sido superar las pesadillas que yo he tenido.

luis fraile paciente coronavirus covid (1)
Luis Fraile.

– ¿A usted le han salvado la vida?

A mí me han salvado la vida. Yo, además, era paciente de riesgo. Tengo una leucemia y tuve la suerte de que cuando yo ingresé aún había camas en la UCI. De las 12 que tenían creo que ocupe la cama 11ª. A partir de ese momento han tenido hasta 58 o 59 pacientes en Uvi para sacarlos adelante.

– Usted destaca la labor de los sanitarios. ¿Tuvo la sensación de que estaban en precario? ¿Cómo lo ha visto, si puede recordarlo?

Cuando yo los he visto ya en planta, que es cuando soy consciente de que me han atendido, yo creo que ya no había esa necesidad tan demandada por los profesionales del material que necesitaban. Estaba muy bien organizado todo el tema del servicio. Estaba el profesional que se vestía y el que no se vestía. El que se vestía era el que entraba en la habitación de los enfermos y el que no se vestía era como el intendente: “Oye, quiero el babero para que tal,…” porque la tráquea había que curarla (por la traqueotomía realizada para ponerle el respirador). Lo que ellos necesitaban se lo servían, y el que estaba continuamente era el que estaba vestido y ya estaba con todo su epi, mascarilla, gafas,…

Es verdad que cuando yo pasé por urgencias no se me ocurrió preguntar nada, porque yo llegaba y, ya te digo, a mí la enfermera me dijo: mira la analítica, todo lo que te hacen y ahora mismo el adjunto te ve y te van a ingresar. Es que no me acuerdo ni quién era el adjunto. A partir de ese momento tengo una amnesia total. Yo creo que el virus (también se lo he oído a la mayoría de la gente con la que he hablado que ha tenido la infección por coronavirus, que tienen una amnesia importante) ataca a todo: los pulmones, la cabeza, el sistema renal, la piel,… no tengo ningún recuerdo, solo confusión.

– ¿Quién cree que se lo pudo contagiar?

No lo sé. Mi mujer es enfermera. También ha estado con él. Lo hemos tenido los dos al mismo tiempo. Esa fue otra obsesión mía. Yo salía de casa al hospital y mi mujer se quedaba en casa infectada. Luego me he enterado que tuvo que bajar al hospital a los dos días. Es verdad que la trataron y pudieron atenderla ambulatoriamente, pero podía haber ocurrido que tuvieran que ingresarla y cada uno por su lado.

En la habitación donde yo estaba han fallecido dos personas con Covid. Lo comenté en algún momento con el personal de la planta y me dijeron: “mira esto es durísimo. Ha habido días que hemos tenido hasta seis y siete (muertos)”. La sensación que se puede sentir de impotencia, la dedicación, la entrega, que no veas el fruto, que no sabes cómo vas. Que te tengas que ir a tu casa, relacionarte con la familia, todo ese tipo de cosas es impagable.

A mí me agarraba el celador, porque no podía ni ponerme de pie, y me llevaba al sofá, me agarraban como podían,… Todo el mundo, el médico, la enfermera, el auxiliar, el celador, el papel de todo el mundo ha sido excepcional.

– ¿Ahora ya está curado?

Tengo la voz un poco todavía afectada. No me han hecho las pruebas el test del suero para ver si tengo anticuerpos. Yo entiendo que los tengo, pero mientras no me hagan la prueba no sé si tengo o no tengo, pero bueno, yo estoy aquí y tengo otra oportunidad con mi familia, mis hijos y mis nietas y la voy a aprovechar.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Que alegría que Luis lo haya conseguido, un enfermero ejemplar con el que tuve la fortuna de trabajar en urgencias y del que guardo un recuerdo grandísimo de lo buen profesional que es.

  2. Excelente profesional reconocido por todos sus compañeros y pacientes y el mejor amigo q uno pueda tener, un luchador que está batalla también tenía que ganarla. Gracias Luis

Deja un comentario

Botón volver arriba