Opinión

No olvidemos que estamos en una crisis sanitaria

Un repaso a los medios de comunicación actuales nos descubre el abandono del foco informativo sobre la sanidad. Hemos pasado del homenaje a los sanitarios con el aplauso diario al olvido. Si nos fijamos, por ejemplo en los 23 artículos de hoy (30 de mayo) de la sección nacional de un prestigioso diario digital encontramos que ninguna de sus cabeceras (demandas, discusiones entre políticos, próximas elecciones…) plantea la actual problemática de nuestro sistema de salud ni posibles actuaciones futuras en él.

Se habla mucho de la desescalada y de sus normas en relación con el turismo pero leemos y oímos poco sobre cómo se va a plantear la desescalada en el mundo sanitario: camas de UVI que se van reservar, camas vacías para un posible rebrote, número de profesionales que se van a contratar y funciones para las que van a ir destinados y cómo se va a normalizar la atención de otras patologías o cómo afrontar las astronómicas listas de espera que nos van a quedar por citar sólo algunas de las cuestiones.

Las consecuencias económicas son muy graves, pero no olvidemos que proceden de una pandemia y que una pandemia hay que combatirla con medidas de salud pública y que las demandas judiciales, las discusiones en el Parlamento y las protestas en la calle no están aportando soluciones al problema original.

Estamos en una grave crisis sanitaria con consecuencias para la salud, la calidad de vida y la economía, y un sistema sanitario público universal y equitativo es la mejor arma que tenemos contra ella, así que tengámoslo presente y no dejemos que ni nuestros políticos ni la opinión pública olviden que tenemos que cuidarlo y reforzarlo.

Esperanza González Marín

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca


Deja un comentario

Botón volver arriba