Local

«Nadie quedará atrás en la Universidad de Salamanca»

Ricardo Rivero, rector del Estudio Salmantino, asegura que se están tomando las medidas para que todos los universitarios puedan seguir con sus carreras

 

La Universidad de Salamanca, ocho veces centenaria, ha pasado por muchas pandemias, propias y ajenas en estos ocho siglos. La de ahora ha brindado la ocasión «para comprobar la generosidad y el compromiso institucional de tantas personas que han ayudado, desde una actitud constructiva», comenta el rector Ricardo Rivero, con el que hablamos del futuro de la Universidad, de la matriculación, que espera sea parecida que en años anteriores.

Eso deseamos todos, tomamos prestadas las palabras de Rui Rio, líder de la oposición en Portugal: «coraje, nervios de acero y buena suerte, ya que su suerte será la nuestra», porque Salamanca sin la Universidad solo sería una pequeña y pobre capital de provincia. 

Lo primero. ¿Cómo está?
Estoy centrado en todas las necesidades del próximo curso: académicas, sanitarias, de personal, espacio y recursos tecnológicos. Aunque ya no sufrimos el momento más duro de esta crisis, lo cierto es que el trabajo por hacer es importante aún, así que toda mi energía está orientada a servir a la Universidad.

Ricardo. Los grandes acontecimientos, la pandemia lo está siendo, producen profundas transformaciones. ¿Cómo cree que cambiará nuestro día a día?
De momento tenemos que ser muy prudentes en nuestros comportamientos, cuidadosos para proteger a las personas más vulnerables. Me refiero a las prevenciones de salud (distancia interpersonal, mascarillas, higiene de manos), pero también al principio de que nadie debe quedar atrás. Si nos transformamos en clave mucho más solidaria, algo habremos ganado.

¿De qué manera afectará todo lo que ha ocurrido a la Universidad?
Todas las personas y organizaciones se han visto y verán afectadas por esta situación, pero depende de nuestro propio trabajo el grado y el modo en que se desarrollarán las circunstancias en los próximos meses. Estamos trasladando mensajes de responsabilidad y compromiso social, de calidad académica y mantenimiento de los valores clásicos del Estudio salmantino.

¿Con qué propósito de intenciones debe regresar la Universidad en septiembre?
Nuestro objetivo es garantizar una presencialidad segura, poder seguir prestando nuestro servicio público: formar a los jóvenes, crear conocimiento y transferirlo para propiciar su utilización en beneficio de la sociedad, desde los valores clásicos de la Universidad de Salamanca: respeto de la persona y sus derechos, vocación internacional, compromiso social.

Ricardo Rivero, rector de la Universidad de Salamanca. Foto: David Arranz, ICAL. Archivo.

¿Cómo ha vivido el rector estos meses de auténtica vorágine?
Han sido los meses de más trabajo y mayores preocupaciones de toda mi vida. Nunca antes había tenido que dar tantas veces el pésame por la pérdida de seres queridos, familiares de compañeros y amigos, personas muy próximas. También ha sido una ocasión para comprobar la generosidad y el compromiso institucional de tantas personas que han ayudado, desde una actitud constructiva. Las personas que ayudan son las que logran superar los problemas.

¿Ha aguantado la plataforma las clases y exámenes finales?
Sí. Este es un buen ejemplo de buen desempeño institucional. Gracias al trabajo de los técnicos, un equipo excelente, ha sido posible superar esta difícil prueba. A diferencia de otras universidades, no hemos tenido incidencias porque Studium se reforzó anticipadamente y después ha sido vigilado en todo momento, con una programación detallada y la colaboración de los centros, profesoras y profesores.

¿Qué te han contado los profesores? ¿Cómo han llevado esta experiencia nueva para ellos?
La dedicación de profesoras y profesores ha sido notable, con una atención redoblada hacia los estudiantes. La inmensa mayoría de nuestros docentes ha dedicado mucho más tiempo a sus responsabilidades con las clases y el contacto constante con los alumnos.

Por parte de los alumnos, en algunos momentos muy críticos, ¿cómo terminaron el curso? ¿Qué le está haciendo llegar?
Mantenemos reuniones periódicas con los representantes de los estudiantes. Acordamos con ellos todas las medidas y tendremos en cuenta sus aportaciones, muy constructivas.

¿Qué medidas están tomando para garantizar la seguridad alumnos, profesores y trabajadores?
Se ha aprobado ya el documento de “nueva normalidad”, con medidas de prevención. El Consejo de Gobierno de junio también incorpora medidas de apoyo a estudiantes, refuerzo del Campus virtual, presencialidad segura, convocatoria de plazas para profesoras y profesores jóvenes etc.

¿Con cuantas aulas ¿cómo se preparan?  ¿Habrá turnos? ¿Clases on line? (una mezcla de todo)
La Universidad de Salamanca dispone de un número de edificios considerable. Por supuesto, las facultades con más número de estudiantes y grupos más grandes necesitarán refuerzos de espacios, que ya estamos poniendo a su disposición. Cada centro se está organizando de manera responsable para cumplir con todos los protocolos y medidas.

¿Os ha ofrecido el Ayuntamiento instalaciones municipales por si acaso las necesitarais?
Nuestros espacios pueden ser suficientes, pero por supuesto la colaboración con el Ayuntamiento es excelente.

¿Están sondeando cuántos alumnos/as tienen pensado matricularse en la Universidad de Salamanca por primera vez?
En grado esperamos una matrícula no muy diferente a la de otros años, siempre y cuando los estudiantes de otras comunidades autónomas mantengan su voluntad de disfrutar de la experiencia universitaria salmantina. Esto dependerá de la situación sanitaria, por supuesto.

Cómo estáis viendo la matriculación, no de primer curso, sino de los que ya están en la Universidad. ¿Teméis que haya bajas? 
Nadie quedará atrás. Todas las medidas necesarias para que los estudiantes no pierdan su curso ya se han tomado. La matrícula comienza este mes.

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero ICAL. David Arranz. Archivo. 

¿Cómo afectará a la Usal la rebaja de tasas que propone el Ministerio de Educación?
Siempre hemos apoyado la equidad en el sistema universitario público, un objetivo que incluye tanto precios públicos asequibles, no por encima de la media nacional, y una financiación suficiente, así como becas para que nadie queda atrás.

¿La Usal tiene recursos para afrontar esa rebaja de tasas y la adaptación de su actividad a las restricciones de aforo y medidas de higiene?
La Junta de Castilla y León se ha comprometido a apoyarnos con el modelo de presencialidad segura, así que con nuestros medios y el respaldo institucional del Gobierno autonómico, sí podremos afrontar el próximo curso.

En el plano académico, ¿la pandemia reforzará algunas titulaciones o investigaciones sobre pandemias, cambio climático y áreas conexas? ¿Puede darse una revolución de nuevas titulaciones?
Las titulaciones del futuro tienen que ayudar a resolver los grandes desafíos sociales, entre los que por supuesto están la protección de la salud y la sostenibilidad ambiental. Nuestros actuales grados y másteres universitarios oficiales ya están orientados hacia esos objetivos.

Apostará por el I+D+i… ¿En qué áreas?
Siempre hemos apostado por la investigación, la innovación y la transferencia. Los programas propios de apoyo a la investigación de la Usal se mantienen. Nuestros grupos de investigadores han mantenido su actividad, como se verá por las publicaciones y proyectos. El parque científico seguirá siendo un lugar de colaboración con la empresa y, por supuesto, seguiremos trabajando al servicio de la sociedad.

¿La Usal será un lugar seguro para estudiar el próximo curso?
La Usal es la primera universidad del entorno en presentar sus protocolos de vigilancia epidemiológica, un proyecto de test de seroprevalencia para toda la comunidad universitaria, una ampliación de sus espacios docentes considerable. Hemos adquirido miles de mascarillas y otros Epis. Trabajamos por la presencialidad segura.


Noticias relacionadas

2 comentarios

  1. Por favor, una sugerencia. Ya sabemos la dificultad de ciertos edificios para adaptarlos a sillas de ruedas y ya han hecho el ascensor del edificio histórico. Pero creemos que seria bueno que en el acceso desde la «fachada rica», se quitasen los focos situados en el suelo de la escalera porque muchas personas con dificultades varias para desplazarse y deseosas de conocer la famosa y centenaria Universidad de Salamanca, agradecerían que en lugar donde ahora estan los focos, colocaran un más que útil pasamanos, que no hay.

  2. ¿Pero como puede decir este señor que los profesores se han implicado mucho? Algunos no han dado señales de vida y no han tenido problema para suspender. Si te curras las clases aunque sean online pues claro que se puede suspender. Si no has aparecido… ¡Indignante!

Deja un comentario

Botón volver arriba