Castilla y León

La amiga Ana Carlota continúa la purga en Empleo

Hace algunas semanas “El topillo” daba cuenta de la entrada como elefante en cacharrería de la nueva consejera de Empleo, Ana Carlota Amigo, que de una sola tacada había convocado en el Ecyl la cobertura de seis puestos por el procedimiento de “libre designación”, ese que Ciudadanos y el PP se habían comprometido a restringir “al máximo” en el acuerdo de gobierno que precedió a la investidura de Alfonso Fernández Mañueco.

Pero la “depuración” llevada a cabo por la amiga Ana Carlota -ni que decir tiene que con el beneplácito de su padrino, el vicepresidente Igea, y presumiblemente a instancias del viceconsejero Martín– no ha parado ahí. Y el momento tan delicado que atraviesa el empleo no ha sido óbice ni cortapisa para que la purga haya continuado con los ceses de otros cinco cargos de “libre designación”, los jefes de las oficinas territoriales de Empleo en León, Salamanca, Ávila, Valladolid y Burgos.

Lo más llamativo del caso es que, según las órdenes publicadas en el Bocyl, los tres primeros han sido destituidos invocando un supuesto “interés público” basado en el hecho de que “para sus superiores jerárquicos se ha producido la pérdida de confianza en sus actuaciones”. Ahí queda eso por no prestarse a la pantomima de aceptar el cese a petición propia, como han hecho los de Valladolid y Burgos, a quienes, eso sí, a diferencia de los defenestrados en León, Salamanca y Ávila, se les agradecen oficialmente los servicios prestados.

Tras estos cinco ceses, cualquier día de estos la amiga Ana Carlota convocará la cobertura de las correspondientes vacantes y se las adjudicará a otros tantos funcionarios de su confianza o de la del viceconsejero, que es sin duda el inspirador de esta depuración. Y todo ello ante la pasividad del presidente Mañueco, que ha consentido que se ponga patas arriba una consejería clave para afrontar la crisis laboral generada por el Covid.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba