Economía

Vacuno de vida y carne no levantan la cabeza en Salamanca

Ganaderos y tratantes mostraron de nuevo su enfrentamiento en la Lonja de Salamanca, con una bajada de precios y enfrentamiento dialéctico entre los vocales

 

Nada nuevo bajo el ‘sol’ del vacuno de vida y carne en Salamanca; la Lonja optó por una bajada de los precios en ambos sectores después de los debates que tuvieron lugar en ambas mesas en el marco de la celebración de la Lonja este 3 de agosto. Así fueron los argumentos de unos y otros y la decisión final de bajar el precio:

“Los cebaderos tienen muchos problemas en la carne y todo esto repercute de un modo negativo. Hay una mala situación en todo el sector”; ésa fue la opinión mayoritaria de los tratantes en la mesa de vacuno de vida, que apuntaron hacia una clara bajada de los precios.

De este modo, Roberto Tapia dijo que la semana en el campo “ha sido normal, mientras que en el mercado ha habido más ganado y gente para comprar, pero sin muchas ganas. La hembra se ha vendido mejor que el macho, pero no a un precio muy elevado; los machos, muy mal”.

El presidente de Astrace, Ricardo de la Iglesia, explicó en su turno de palabra que la situación “es muy mala; en el campo la situación es muy delicada. Se va comprando a un precio normal, mientras que el mercado de este lunes también ha sido malo y el problema es que la carne no tira; esto es una cadena porque los cebaderos no funcionan y compran menos. Se sacrifican pocos animales y esta época del año no es la mejor…”.

La opinión de los ganaderos, claro está, no fue tan catastrófica, ni mucho menos; así, Raúl del Brío dijo que la situación no es muy “buena por el tema de la carne, pero los terneros siguen estando un poco por encima de lo que marca la Lonja, al igual que la ternera. Sabiendo que los precios están bajos, abogo por una repetición de los precios para ver cómo va el tema”.

“No puede ser que todo el golpe recaiga sobre el ternero…”, señaló Del Brío, quien también habló al hilo de una alusión del presidente de la mesa al PIB del sector. “Nuestro PIB es una mierda y no se puede hundir más, el golpe ya venía desde antes del confinamiento”.

Ricardo Escribano, por su parte, dijo que las cosas “no están bien y eso lo sabemos todos; la carne y la vida han bajado las ventas y viendo cómo está el cereal… pero, eso sí, las hembras valen más de lo que marca la Lonja y la situación no es tan catastrófica como nos quieren hacer ver los tratantes”. 

Por último, Miguel Ángel García ha visto una semana “normal en el campo, con los machos a precio de lonja y algunas operaciones por encima, mientras que las hembras, claramente su valor está por debajo del real. No hay problema de salida de animales y el mercado de ganado ha estado mejor que ningún lunes…”, dijo, al tiempo que replicó a un tratante que indicaba que los precios estaban bajos, que “una cosa es el trapicheo y otra los contratos serios, no confundamos las cosas”.

En esta jornada del 3 de agosto, el mercado de ganado contó con 1.518 animales, la máxima asistencia desde que comenzó de nuevo su actividad el pasado 15 de junio.

A la hora de cotizar, los tratantes demandaron una bajada de entre 0,03 y 0,06 euros para los machos y entre repetición y bajada de 0,03 euros para las hembras, salvo José Muñoz, quien apeló a la prudencia y pidió una repetición de precios, al igual que todos los ganaderos. 

La decisión final fue la de repetir las hembras y bajada de -0,02 euros para los machos.

Vacuno de carne  

Por su parte, la mesa de vacuno de carne, que ya contó con todos los vocales de la mesa de manera presencial por primera vez desde la nueva normalidad, optó por una bajada generalizada de los precios.

Los ganaderos indicaron que el “añojo se mantiene estable y con tendencia alcista”. Asimismo, indicaron que no hay retención en el mercado “y la ternera pequeña tiene más salida que en el pasado. El añojo grande está un poco más pesado que el de menos peso”.

Por su parte, los compradores indicaron que los precios “no reflejan la realidad del mercado. Los añojos grandes no tienen precio y la ternera grande tampoco está nada bien; la pequeña aguanta un poco más, pero a ver qué pasa…”.

Otros profesionales aseguraron que lo único que se “salva un poco es la ternera pequeña, ya que la grande y los añojos no van”, dijo Fernando García. “Tenemos la media de las terneras pequeñas (UR) a 3,54, ¿alguien las compra? ¿Y los añojos a 3,47? Entonces hay que subirlo…”, dijo con ironía.

“Los añojos están desfasados completamente; esta semana y la que viene eran las mejores del año en vetas y ahora no hay ninguna alegría. Nos hemos quedado en la Lonja con el precio alto y hay mucha oferta de añojos, pero sin demanda; y la ternera pequeña va mejor, pero tampoco para tirar cohetes”, explicó Rafael P.

El debate entre Emilio Galache y los compradores fue intenso con dos posturas completamente diferentes por la petición a la hora de cotizar y las posturas de unos y otros en el debate.

A la hora de cotizar, los ganaderos solicitaron una subida de las terneras pequeñas, repitiendo el resto de categorías, mientras que los compradores pidieron una repetición de la hembra pequeña y una bajada de entre 0,03 y 0,06 euros para las hembras grandes y todos los añojos. La decisión final fue la de bajar los machos de más de 350 kilos (-0,03 euros), repitiendo los otros, bajada de las hembras grandes (-0,01 euros) y repetición de las pequeñas, algo que no dejó contento a los ganaderos. Erales y novillos también bajaron 0,03 euros, mientras que los toros y vacas repitieron precio.

Lonja_Salamanca (22)


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba