Deportes

Jacobo Montes: «Fracaso es para el que no lo intenta; estamos listos para luchar por un fútbol aún más profesional»

El entrenador del Guijuelo asegura que quiere ver a Borrego y Ferrer y suspira por recuperar a Pablo Espina

Como un niño con zapatos nuevos, que sus padres no le dejan estrenar porque están destinados para un momento importante. Más o menos, ése es el sentimiento que tiene el nuevo entrenador del CD Guijuelo, quien quiere, desea y se muere por pisar el verde y comenzar a competir… pero no puede.

La pandemia de la Covid-19 se ha empeñado en seguir tiñendo el futuro de negro, evitando que cada uno pueda hacer su vida sin molestar al otro. Y, el fútbol en Segunda B es el claro ejemplo del olvido por parte de los dirigentes, ajenos a la cantidad de personas, profesionales y familias que viven de este deporte y el daño que hace que no puedan desempeñar su trabajo. Aunque, claro está, la salud es lo primero.

Sí, Jacobo Montes quien llega con su otra mitad su hermano Marcos, analiza de manera minuciosa y sin esconderse todos los temas complicados que vive esta categoría, que para algunos no es profesional, algo que ofende, y mucho a este gallego que trabaja y piensa 24 horas en el fútbol.

El ex de Coruxo y Celta B también analiza su plantilla, a hombres como Jonathan y Carlos Rubén, así como las opciones de quedarse en la plantilla de Javi Borrego y Jordi Ferrer, al tiempo que reconoce estar muy contento con su plantilla, a la espera de completar un puzzle al que aún le faltan varias piezas. Una de ellas, objeto de deseo de Jacobo Montes tiene nombre y apellido y una calidad que se le cae por el campo: Pablo Espina… ¿seguirá de verde un año más?

Situación actual: “Creo que va a demandar que los clubes empiecen; el problema es que hay que esperar un poco porque no hay un horizonte claro, ni una fecha y con CCAA en las que sí se permiten entrenamientos grupales o individuales y, en otras, en las que no está autorizado. En Segunda B, juegan equipos de unas CCAA con los de otra y es difícil hacer algo global o común. Pero, el órgano que nos rige, debe poner unas pautas y que esto no sea un galimatías; esperamos a que la RFEF o el CSD saquen un protocolo sin que haya riesgos para nadie. Si la RFEF no dice nada, arrancaremos el martes 25, lo más probable”.

Postura de la RFEF o el CSD: “Me parece que ha sido muy cómoda, no se mojan nada… el comunicado de la RFEF fue ambiguo y delega en otros estamentos. Yo entiendo que la situación es difícil y complicada con muchos frentes abiertos con los ascensos sin jugar, el tema del Deportivo o el Fuenlabrada… Pero, los clubes demandamos una información porque llevamos casi 6 meses sin entrenar y no hay nada de nada. ¿Qué pasa si hay un positivo? ¿Qué protocolo se va a seguir? Necesitamos una fecha de comienzo y, si no, tendrán que pronunciarse con algo porque estamos ávidos de saber cosas”.

¿Miedo?: “Hablo por mí, claro; miedo no tengo a esta enfermedad, pero sí mucho respeto por todo lo que hemos vivido y estamos volviendo a vivir. Lo más importante es que no se saturen los hospitales ni las UCIs, y que haya respiradores… todo ello requiere un esfuerzo por parte de todos y más en un deporte de contacto como es el fútbol. Hay mucho respeto, porque puedes estar en casa, pero un día bajas a hacer la compra y ahí te está esperando el contagio”.

El fútbol… ¿se ha sentido ninguneado?: “Un sí rotundo; la gente puede pensar muchas cosas, pero este deporte es el método de manutención y vida de jugadores, entrenadores y demás profesionales y me molesta y ofende que se diga que la Segunda B no es profesional. Muchas veces te sientes ninguneado porque no te tratan como a un profesional cuando yo le dedico 24 horas al día a este deporte; si eso no es ser profesional, que me lo expliquen. También digo que soy un privilegiado porque hago lo que me gusta y puedo vivir de ello”.

¿102 equipos? Aún nada oficial: “No tenemos nada de información que no pueda tener otra persona… sabemos que va a haber una gran reestructuración con la nueva Segunda B Pro, pero no hay ni composición de grupos ni subgrupos, ni equipos… no sabemos nada. Tampoco cómo será la competición y los equipos deberán organizarse mucho dentro de estas limitaciones. Parece que somos una categoría olvidada, y creo que desde el fútbol de primer nivel hasta el más modesto debería haber una unión porque no puede ser que un deporte que mueve tanto dinero esté tan mal gobernado en este sentido. Hay que cambiar las cosas en el fútbol español y para ello debe haber unión”.

Su trabajo actual: “Ya hemos planificado hasta tres pretemporadas diferentes, dependiendo de las fechas y de las posibilidades de trabajo. No es lo mismo hacer entrenamientos grupales desde el inicio que primero individuales; nos manejamos en esos dos frentes a la espera de saber más cosas. También hay algún partido amistoso hablado, pero nada cerrado por la incertidumbre que existe en la actualidad. Hay ganas de que nos dejan ya trabajar”.

¿Conoces a la plantilla?: “Marcos y yo estuvimos en Guijuelo hace un mes para conocer a la directiva y demás miembros del club, pero no he podido coincidir físicamente con ningún jugador. Eso sí, hemos mantenido conversaciones telefónicas para saber que conociesen nuestro pensamiento y viceversa. En esta ocasión, de momento no había coincidido con ninguno de ellos en un club”.

Las figuras de Jonathan y Carlos Rubén: “Es cierto que cuando llegas a un club nuevo, siempre estás expuesto porque el jugador desde el día 1 te valora y te juzga; por ello, es bueno tener a gente que lleve tiempo en el club, con experiencia en este tipo de cosas y tanto Jonathan como Carlos Rubén han vivido muchas veces estas cosas y serán un respaldo para nosotros, alguien en quien apoyarnos. Pueden servir como nexo de unión”.

¿Mira el DNI del jugador?: “Para nada; es cierto que me gusta mucho la juventud, pero no por nada en especial, por mis circunstancias. Mi carrera se ha dado siempre en clubes humildes y eso me ha llevado a contar con gente joven con proyección que al año siguiente volaba y había que reinventarse. Pero solo es por eso, me da igual que un jugador tenga 19 o 40 años, si entrena y compite como el que más, no me fijo en eso; lo bueno para Jacobo, lo será para el Guijuelo”.

¿Cómo valoras el equipo que estáis componiendo?: “Hasta ahora estoy muy contento con todo lo que tenemos porque responde al perfil de lo que buscamos. Queremos ver a Javi Borrego y a Ferrer en pretemporada, pero hasta ahora estoy feliz. Nos faltan por fichar varias posiciones, como un lateral zurdo, un central, un ‘8’ y un ‘9’ y para fichas sub-23 un portero, un lateral derecho y un extremo, pero con eso podemos jugar. Después, el mercado te dirá lo que puede ser o no ser. Y estamos a expensas de Pablo Espina, pero la espera merecerá la pena si logramos que vuelva con nosotros porque sería muy importante para nosotros y el esfuerzo merecería la pena”.

Javi Borrego y Jordi Ferrer: “A Javi le he seguido mucho este año en Tercera, pero necesito verle en un contexto como es competir en Segunda B. Es cierto que en su primer año en Guijuelo tuvo una parte de la temporada en la que jugó bastante, ya fuese en banda o como delantero. A Jordi le he visto menos y por eso quiero ver si tienen o no el nivel para el Guijuelo. He hablado con los dos y les he dicho que yo no les voy a abrir la puerta, la tienen que derribar ellos. Los dos merecen una oportunidad”.

¿Qué pretemporada espera?: “Va a ser una pretemporada larga y vamos a ser condescendientes con los futbolistas en las primeras dos semanas, después de tanto tiempo sin entrenar. Pero, a partir de ahí, el jugador ya tiene que demostrar todas sus virtudes y que tiene nivel para jugar en el Guijuelo; al ser una temporada tan corta, en la que nos jugamos todo en 18 jornadas, hay que estar preparado”.

Nivel y lesiones: “Tenemos que jugar con todo eso; sabemos que va a haber lesiones y hay que saber convivir con ellas. Si ya las hay en una pretemporada normal, imagina en esta situación como ésta y sin competir desde hace muchos meses. Todo va a ser muy atípico”.

Césped artificial, ¿ventaja o desventaja?: “No me preocupa, la verdad. Si nos ceñimos a las lesiones, si le preguntas a un entrenador que entrena y juega en hierba natural te dirá que cuando llueve, el campo se embarra y se pone pesado, con el riesgo que conlleva. Para mí es una virtud jugar en el estadio en el que vamos a entrenar cada día”.

El objetivo… y el fracaso: “Mira, creo que la palabra fracaso deberíamos eliminarla de una vez. Fracaso es para alguien que ni siquiera lo intenta y todo deportista intenta ganar cada partido que juega, no tengo duda. Habrá que ver los grupos y los subgrupos, pero estoy seguro de que el 80% de los equipos tiene como objetivo meterse en esa Segunda B Pro; es mucho premio para poca gente. Ahora tenemos a un 60% de la plantilla y yo sé que al club le gustaría dar ese paso, como a nosotros, claro, igual que al 80% de los equipos de Segunda B. Hay que intentarlo porque el Guijuelo es un equipo asentado en la categoría y está preparado para ese salto al fútbol aún más profesional”.

Ilusionado en Guijuelo: “Muchos, la verdad; sé que en Segunda B solo hay un puesto por equipo y después de lo que pasó en el filial del Celta, es normal sembrar dudas por no saber si nos podrán dar o no otro proyecto. Que hayan confiado en nosotros es muy grande y se lo vamos a devolver con trabajo e ilusión. Es lo mínimo que podemos hacer y si nos dejan, vamos a demostrar que estamos capacitados para ello”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba