Cultura

Raúl Zurita se alza con el XXIX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana

“Ojalá su obra sea un ejemplo de cómo sobreponernos a tanto dolor y a tanto pesar”, aseguró la presidenta de Patrimonio Nacional, citando uno de sus versos más célebres, ‘Ni pena, ni miedo’

 

 

El poeta chileno Raúl Zurita (Santiago de Chile, 1950) se alzó este martes con el XXIX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el máximo galardón de la poesía iberoamericana, que valora el conjunto de una obra poética escrito a un lado u otro del Atlántico. El galardón, dotado con 42.100 euros, incluye también la edición de un poemario antológico del galardonado, con el estudio y notas a cargo de un destacado profesor de literatura de la Universidad de Salamanca, además de unas jornadas académicas sobre el poeta premiado

 

ICAL. La presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, fue la encargada de anunciar el nombre del premiado, tras una reunión telemática de los integrantes del jurado, que se sumaron a las deliberaciones desde España, Portugal, Brasil, Colombia, México y Hungría.

La distinción, anunció, es “un reconocimiento a su obra, a su ejemplo poético de sobreponerse al dolor con versos, con palabras comprometidas con la vida, con la libertad y con la naturaleza”. “Ojalá en estos tiempos que estemos viviendo a todos nos sobrevuele, como escribió aquel de sus versos en el aire de Manhattan o en el desierto de Atacama”, donde en 1993 hizo excavar la frase ‘Ni pena, ni miedo’, con más de tres kilómetros de longitud de forma que solo podía leerse desde el aire. “Ojalá sea un ejemplo de cómo sobreponernos a tanto dolor y a tanto pesar”, exhortó.

Llanos Castellanos agradeció la colaboración de la Universidad de Salamanca con Patrimonio Nacional, que se prolonga desde hace casi tres décadas.

Desde la sede de Patrimonio Nacional, se estableció conexión telemática con la Universidad de Salamanca, donde los problemas de conexión impidieron escuchar las intervenciones tanto del rector, Ricardo Rivero, como del profesor titular en el Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana de la Usal, Manuel Ambrosio Sánchez, de quien apenas se escuchó que elogiaba “la verdad poética” de los versos del premiado, así como “la sinceridad, la fuerza y la emoción” de su obra, más necesaria si cabe “en estos tiempos”.

A quien sí se pudo escuchar en la señal retransmitida en directo desde la sede de Patrimonio Nacional fue al poeta y director del Instituto Cervantes Luis García Montero, que leyó los versos finales del poema de Zurita ‘Homenaje de amor a las playas’: “Que aquí renazcan todas las cosas; / que renazcas tú, / cada uno de ustedes con algo de estos poemas, / con algo del nuevo mar / tiñéndose en el horizonte”.

“El Premio Reina Sofía se ha convertido en un referente decisivo para la poesía iberoamericana. El ganador de este año es un referente decisivo de la poesía iberoamericana desde los años 70. Desde su primer libro, ‘Purgatorio’ (1979), se convirtió en un referente de las vocaciones poéticas con un lenguaje libre, arrebatado y ajustado. Su obra que fue convirtiéndose en el emblema de la gran tradición de la poesía chilena, con libros como ‘Anteparaiso’ (1982) o ‘La vida nueva’ (1994) demuestran que se puede defender frente al miedo, frente a la represión, la voluntad de la palabra poética como la dignidad de los seres humanos”, argumentó.

“Su poesía es un mar abierto capaz de enfrentar y golpear a las rocas. Su obra une a toda la comunidad iberoamericana. El jurado está muy contento, porque si se trata de defender la poesía de la gran comunidad iberoamericana, él es desde hace años un hombre decisivo”, defendió.

Zurita sucede así en el palmarés a poetas entre otros:

  • Joan Margarit (premiado en 2019)
  • Rafael Cadenas (2018)
  • Claribel Alegía (2017)
  • Antonio Colinas (2016)
  • Antonio Gamoneda (ganador en 2006)
  • Claudio Rodríguez,  en 1993.

Zurita se convierte así en el tercer escritor chileno galardonado con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, tras Gonzalo Rojas que abrió el palmarés del premio en su primera edición (1992) y Nicanor Parra (2001).


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. En esta vida pocas cosas merecen el esfuerzo que merece la cultura, pues siempre sea cual sea el nivel al que llegues, te va a regalar su porción de libertad.

Deja un comentario

Botón volver arriba