Deportes

Público, medidas y cómo actuar en caso de positivo: así es el protocolo del CSD para el deporte no profesional

El CSD ha llegado a un acuerdo con las CCAA y las Federaciones para fijar un protocolo común de actuación en la pandemia

El deporte intenta volver poco a poco a la normalidad, y mucho más el considerado como no profesional o modesto, aunque haya categorías en las que los deportistas sí viven de su profesión. Podrá haber público, deberá haber unas medidas exigentes y cualquier positivo debe comunicarse con rapidez.

Ante esta situación, el Consejo Superior de Deportes (CSD), las Comunidades Autónomas (CCAA) y las Federaciones, entre otros organismos, han suscrito el ‘Protocolo de actuación para la vuelta de competiciones oficiales de ámbito estatal y carácter no profesional’ de cara a la temporada 2020-21, con unas premisas básicas de actuación.

En él, “además de considerarse una obligación esencial, debemos incluir dentro del principio de ‘autorresponsabilidad’ la comunicación inmediata y precoz ante cualquier indicio de posibles síntomas sospechosos de la infección de la COVID-19, la adopción de medidas de aislamiento inmediato y la no presencia individual en entrenamientos o competiciones cuando se tenga sospecha de estar infectado o se haya estado en contacto con alguna persona de la que hubiera sospechas de estar infectada”, señala el protocolo.

(Consulta aquí el protocolo completo).

Bajo esta premisa, nunca se puede “acudir a un entrenamiento o participar en competiciones si se tienen sospechas de estar infectado o se haya tenido constancia de positivos en el entorno próximo hasta que se reciba autorización médica” por parte de la autoridad sanitaria competente para poder volver a los entrenamientos y/o a los encuentros o competiciones.

“En el deporte de competición la distancia mínima social no se da, ni puede darse y esto implica un riesgo de contagio mayor, que es asumido voluntaria y libremente por los participantes en la competición”, destaca el informe pactado.

Tanto cada club, cuando sea organizador de la competición o en aquellas actividades necesarias previas a la competición, como la FDE, o el organizador de la competición en el que hayan delegado, debe nombrar a un Delegado de Cumplimiento del Protocolo (DCP) que se responsabilizará, de asegurar que se cumplan todos los requisitos de las condiciones preventivas de este Protocolo.

En todas las instalaciones o espacios deportivos donde se desarrolle una competición, el organizador también deberá designar un Responsable de Higiene (RH) que posea conocimientos específicos y prácticos sobre la instalación o espacio deportivo y su funcionamiento, cuya única responsabilidad será revisar los principios operativos del Protocolo.

Para el control estrictamente sanitario se crea la figura de Jefe Médico (JM) de cada FDE que se coordinará con los responsables sanitarios de los clubes o las competiciones.

En cuanto a las competiciones, entre los que no están en el terreno/pista de juego, se recomienda respetar en todo momento un distanciamiento social de 1,5 metros, y en ningún caso, inferior al fijado como obligatorio por las autoridades competentes.

“El uso de la mascarilla por parte de los deportistas y de los equipos arbitrales durante los entrenamientos y las competiciones es voluntaria. En todo caso, en momentos puntuales y ante situaciones excepcionales de la pandemia las autoridades autonómicas y/o las propias FFDDEE, si así lo estiman pertinente, podrán exigir la utilización permanente de las mascarillas durante los entrenamientos y las competiciones cuando estén dentro del terreno/pista de juego”, indica el protocolo.

Es obligatorio que todos los deportistas y resto de integrantes de los equipos (técnicos, auxiliares, equipos arbitrales, etc.) “utilicen las mascarillas mientras no estén dentro de la zona de competición o zona de juego, salvo el entrenador cuando esté dando instrucciones a sus deportistas y aquellos deportistas suplentes que en aplicación de las reglas de juego estén en disponibilidad permanente de poder participar en el juego en cualquier momento”.

ENTRENAMIENTOS:

– Mantener un flujo unidireccional que evite el cruce con otras personas.

– Guardar la distancia mínima en el vestuario o espacio habilitado para tal fin.

– Cambiar, y si no fuera posible limpiar, el calzado de calle con el que se accede a las instalaciones deportivas.

– No utilizar nunca el mismo calzado utilizado en la calle para disputar la competición y/o entrenamientos. Obligatorio el cambio de calzado.

– Mantener la higiene de manos al ir a cambiarse.

– Colocar la ropa de calle en una bolsa y tocarla exclusivamente por el interesado. No dejar la ropa de calle colgada en el vestuario o espacio habilitado. Guardarla toda ella dentro de una bolsa.

– Usar en cada sesión de entrenamiento o competición ropa limpia, recogiéndola y lavando toda la usada.

– Es recomendable el lavado individual de la ropa de uso deportivo.

– Colaborar en la limpieza y desinfección de todo el material utilizado para el desarrollo de la actividad deportiva.

– En situaciones de ejercicio físico la distancia aconsejada cuando existen momentos de hiperventilación (respirar mayor número de veces y con una mayor intensidad) sería de 5-6 metros con los compañeros.

– Después de finalizar los entrenamientos se debe evitar coincidir con otros participantes, estableciendo un margen de tiempo suficiente para realizar las tareas de limpieza o desinfección.

– No compartir bebidas, ni botellas de agua, así como todos aquellos utensilios de uso personal (móvil, tablets, bolsas de deporte, etc.).

– Establecer una secuenciación en la programación de las sesiones. En el caso de los deportes de equipos iría desde individual física, técnica, mini grupal física, técnica, táctica, a pequeños grupos física, técnica, táctica, hasta poder entrenar todo el grupo, sin contacto, y si la situación lo permite con él.

– Ser muy cuidadosos con los tratamientos médicos y fisioterápicos a aplicar a los deportistas.

– Mantener un estricto control médico de cada deportista.

COMPETICIÓN:

– Eludir saludos y muestras de afecto, por otras fórmulas de contacto.

– Controlar el mantenimiento de la higiene y desinfección de las instalaciones y de los implementos necesarios para la práctica deportiva de manera escrupulosa.

– Evitar coincidir físicamente con el otro equipo u otros deportistas en la llegada y salida de las instalaciones.

– Si es necesario el uso de vestuario, se deberán habilitar los necesarios para mantener las distancias de seguridad, y si no fuera posible, establecer turnos. Esto es extensible a los equipos arbitrales y jueces de competición.

– No compartir botellas de agua o cualquier otro líquido, debiendo hacer un uso individual exclusivo.

– No compartir los implementos necesarios para la práctica del deporte.

– Ser extremadamente escrupulosos con todas las atenciones sanitarias, médicas y fisioterapéuticas pre, durante y post competición.

– Tener todas las garantías sanitarias de todos los participantes incluyendo oficiales, equipos arbitrales y demás personas que participan en el desarrollo del encuentro.

RECONOCIMIENTOS PREVIOS:

Dada la evolución de la pandemia de COVID 19, el CSD recomienda que en todas las competiciones, organizadas por las FFDDEE (sin perjuicio de trasladar esta recomendación al resto de organizadores) al iniciar los entrenamientos pre-temporada o en su defecto 72 horas antes del inicio de las competiciones, se realice una prueba específica COVID 19, cuya finalidad será conocer la situación de los deportistas y miembros de los equipos técnicos inscritos, y la eventual detección temprana de posibles positivos o brotes.

Para deportistas, personal técnico y operativo:

Cuando los equipos o deportistas se desplacen en medios de transporte colectivo deberán cumplirse las normas que hayan dictado las Administraciones públicas competentes para este tipo de desplazamientos. En todo caso, los equipos o los deportistas valorarán si los desplazamientos individualizados pueden reducir los riesgos.

En todo caso y como mínimo, los equipos y los deportistas deberán cumplir los siguientes requisitos cuando viajen:

  1. Uso de mascarillas en todos los espacios públicos durante el viaje.
  2. Distanciamiento social con cualquier persona fuera del grupo de deportistas y personal técnico que no forme parte del equipo.
  3. Uso regular del desinfectante de manos.
  4. Para viajes con autobús cuando no se viaje en coches particulares, los equipos deben asegurarse de que el autobús haya sido completamente desinfectado antes del viaje.

El club o la entidad organizadora de la competición deberá disponer, como mínimo, de los siguientes elementos:

1- Termómetro digital de toma temperatura externa.

2- Botellas de solución hidroalcohólica de manos

3- En la medida de lo posible en la entrada se pondrán alfombras desinfectantes para el calzado.

4- Un número mínimo de 5 cajas de mascarillas para ser distribuidas entre aquellas personas que de forma excepcional deban entrar en el recinto deportivo y no llevaran su propio material de protección y seguridad.

Las mascarillas que cubren la boca y la nariz deben ser usadas por todos los que operen y participen en la instalación y/o espacios deportivos en todo momento.

El incumplimiento del uso de las mascarillas será reportado al DCP y al RH de la instalación y/o espacios deportivos, y supondrá la expulsión del recinto.

PÚBLICO:

En el momento actual de desarrollo y evolución de la pandemia, y con independencia de que el CSD ha fijado como criterio para las competiciones profesionales sobre las que es competente la no presencia de público, la petición mayoritaria del sector está orientada a la vuelta de las competiciones para la temporada 2020-2021 con presencia controlada y gradual de público, actuando siempre con la prudencia requerida por la propia situación sanitaria.

“Con el objetivo de conjugar el regreso de las competiciones federadas oficiales de ámbito estatal y carácter no profesional con la imprescindible seguridad sanitaria, se considera posible, en aras de coadyuvar en la medida de lo posible el regreso a la normalidad social, la presencia de público en el desarrollo de las competiciones objeto de este protocolo, con las siguientes especificidades”.

En caso de que una Comunidad Autónoma decidiera aprobar la presencia de público, el Consejo Superior de Deportes recomienda que el número máximo de público asistente fijado será de 500 personas para las instalaciones cubiertas y de 1.000 personas para las instalaciones al aire libre, con respeto siempre a los requisitos de carácter general establecidos por las autoridades competentes e incorporando las recomendaciones a los aforos que se acuerden en la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Las fases o grupos autonómicos de las competiciones de ámbito estatal se regirán en este aspecto por las disposiciones de la Comunidad Autónoma.

En caso de que se detecte un positivo en un equipo o durante el periodo de desarrollo de una competición de ámbito estatal y carácter no profesional:

  1. Comunicar el positivo a:
  2. Consejería de Sanidad de la CCAA correspondiente. Supeditado a las recomendaciones de la CCAA correspondiente.
  3. FDE correspondiente
  4. Entidad local competente en el territorio donde se desarrolla la competición
  5. Automáticamente seguir el protocolo del Ministerio de Sanidad y/o autoridad sanitaria autonómica
  6. Si existiese algún contacto estrecho dentro del club, de la misma manera, se deberá seguir el protocolo del Ministerio de Sanidad y/o autoridad sanitaria autonómica.
  7. Se deberán desinfectar las instalaciones.
  8. Las FFDDEE deberán establecer un sistema de rastreo de posibles casos positivos provocados por contacto estrecho en coordinación con las Autoridades Sanitarias.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba