LocalPortadaSucesos

Blindado el juicio por el crimen de ‘La Amparo’

Entre los tres acusados se encuentran los padres del 'Chispi', que fue asesinado a tiros en enero de este año

El juicio  por el crimen de ‘La Amparo’ comenzó este lunes en la Audiencia Provincial de Salamanca en medio de fuertes medidas de seguridad integrado por una quincena de agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil.

 

Varios vehículos policiales permanecían apostados ante la fachada de la Audiencia y alguno unas manzanas más abajo por si acaso se producía algún altercado.

Dos de los tres procesados son los padres del Chispi, el joven que fue asesinado a tiros el pasado mes de enero en el barrio de El Tormes por asuntos personales y que ha generado una enorme tensión entre los clanes enfrentados.

Sin embargo, apenas hubo presencia de familiares y público en general, porque debido a la pandemia en la sala no se permitía que hubiera más de 25 personas, y solo con los procesados, sus defensas, los policías, el tribunal y el funcionario de la Audiencia se cubría el cupo.

Comenzaba la vista oral sin acuerdo previo sobre la condena para los acusados, que reconocen haber acudido a la casa de La Amparo, que tenía unos 50 años, en la calle América de Pizarrales, a las ocho de la mañana del 7 de marzo de 2017 para cobrarse una deuda por drogas.

Mientras el padre del Chispi vigilaba desde la puerta de la vivienda que no llegara la policía o alguien que pudiera dar al traste con sus planes, la madre del Chispi y el tercer inculpado entraron en la vivienda, le reclamaron el dinero a la víctima, no lo obtuvieron y la acuchillaron y golpearon en la cabeza ocasionándole la muerte al momento.

Para tratar de ocultar el crimen y, en todo caso, dificultar la investigación del caso para que se dudara si había sido un robo que se complicó, prendieron fuego a la vivienda antes de marcharse.

Los agentes constataron que la víctima se dedicaba al menudeo de drogas en el barrio, vendiendo desde su casa, siempre por la ventana, porque no solía abrir la puerta a los clientes.

Al no ver indicios de que la puerta estuviera forzada se llegó a la conclusión de que La Amparo conocía a sus agresores.

Dos meses después, la Policía Nacional detuvo a los tres implicados en el crimen en el marco de una macrorredada conjunta con la Guardia Civil, en la que fueron arrestadas 65 personas, entre ellas los autores de la muerte de La Amparo.

El Fiscal pide para V.J.M., la madre del Chispi, 28 años por asesinato, cinco por robo con violencia y tres por el incendio de la vivienda, la misma petición que pesa sobre el coautor, que responde a las iniciales G.A.J.

Para el padre del Chispi, que se quedó vigilando desde la puerta, solicita 17 años por el crimen, cinco pro el robo y 1 por el incendio.

Galería de fotos del juicio, aquí


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba