LocalPortada

Anatomía Patológica: cuando el diagnóstico exacto es la ‘llave’

María Dolores Ludeña de la Cruz, jefa de Servicio del hospital de Salamanca, reconoce que faltan recursos materiales y humanos

 

Citologías, biopsias, autopsias… obtener un diagnóstico precoz es más que clave a la hora de poder iniciar un tratamiento y vencer una enfermedad

Ésa es la función del servicio de Anatomía Patológica del hospital de Salamanca, que lidera María Dolores Ludeña de la Cruz, y que tiene una actividad clave dentro de la salud. Se trata de un servicio clave para el diagnóstico de numerosas enfermedades incluidas las oncológicas, siendo fundamental para establecer un tratamiento adecuado.

Pero, pese a el equipo de Ludeña de la Cruz es efectivo, profesional y muy preparado, no es suficiente para poder atender todos los servicios y poder poner en marcha nuevos proyectos de investigación. “Tanto la asistencia como la investigación podría mejorar con más medios materiales y humanos”, señala. Eso sí, el nuevo hospital «va a permitir renovar las instalaciones que van a pasar a mejorar notablemente la infraestructura del Servicio».

Quizá ahora, más que nunca, y por esta pandemia, nos damos cuenta de que la estructura de nuestro sistema sanitario no es la que pensábamos. Y no es culpa de los profesionales, ni mucho menos…

¿En qué consiste, en concreto, el servicio de Anatomía Patológica?
El Servicio de Anatomía Patológica es un Servicio Central de Diagnóstico integrado en la estructura Hospitalaria. Realizamos el estudio y diagnóstico de citologías (células aisladas obtenidas por diferentes métodos), biopsias (análisis de fragmento de tejido u órganos enteros obtenidos de piezas quirúrgicas, endoscopias, BAG, etc.) y estudio de autopsias clínicas.

Es un servicio clave para el diagnóstico de numerosas enfermedades incluidas las oncológicas, siendo fundamental para establecer un tratamiento adecuado.

¿Es fundamental el diagnóstico temprano para salvar vidas?
Por supuesto; cuanto antes tengamos un diagnóstico del padecimiento del enfermo, antes podemos tratarle y muchas veces es fundamental para evitar consecuencias fatales.

¿Son los tumores los principales diagnósticos?
El diagnóstico de los tumores constituye una parte muy importante del diagnóstico Anatomopatológico, pero también es importante el diagnóstico de otras enfermedades inflamatorias, degenerativas, etc. de cuyo diagnóstico, repito, deriva el tratamiento a implantar y seguir por parte del médico y del paciente.

 De media, ¿cuánto tiempo tardan en dar un diagnóstico?
Entre 7 y 14 días, pero todo depende del tipo de estudio (citología, punción, biopsia o autopsia) y del tipo de enfermedad a diagnosticar. Por ejemplo, las citologías y punciones suelen tardar de media 1 semana, las biopsias de media entre 7 y 10 días y las autopsias unos 3 meses. Y también depende del número de técnicas que tengamos que hacer para llegar a un diagnóstico certero y completo. Hoy día, que estamos en una era del tratamiento de precisión tumoral, cada día los oncólogos disponen de más fármacos ‘diana’ y necesitan más datos de las alteraciones moleculares de los tumores. Eso hace que la realización de pruebas diagnósticas en los tumores sea mayor, por lo que se puede tardar algo más de tiempo hasta tener un diagnóstico completo.

 ¿Qué utilizan o cómo se hace un diagnóstico de un tumor u otra enfermedad?
Depende de la muestra. En general, el estudio histológico en el microscopio óptico juega un papel fundamental. En muchas biopsias (fragmentos de tejido o piezas quirúrgicas) también juega un papel importante el estudio macroscópico de la lesión.

Las citologías tienen un proceso en el laboratorio y se pasan las preparaciones al patólogo para su diagnóstico. Las biopsias se tallan (cortan) seleccionando el material más representativo, se procesa (inclusión en parafina, corte y tinción) y las preparaciones teñidas con Hematoxilina Eosina se pasan al patólogo para su estudio. Muchas de estas muestras requieren posteriormente de otras técnicas que pueden ser: diagnósticas, pronosticas y de fármacodiagnostico.

¿En qué consiste el banco de tumores y cuál es su función?
El banco de tumores recoge muestras de tejido excedente del diagnóstico y bajo consentimiento informado del paciente. Se guarda tejido congelado e incluido para poderlo utilizar posteriormente en investigación. Actualmente constituye una herramienta muy importante en investigación tumoral.

¿Hay tumores buenos y malos o cada uno tiene su denominación?
Hay tumores benignos y tumores malignos. Cada uno tiene sus peculiaridades clínico biológicas. En general, los tumores benignos crecen más lentamente y no tienen capacidad de infiltrar y/o invadir las estructuras vecinas, mientras que los tumores malignos tienen la capacidad de crecer más rápidamente y de invadir los tejidos adyacentes e incluso extenderse por el organismo a través de metástasis. Pero cada tumor tiene sus peculiaridades y es fundamental el diagnostico anatomopatológico. Además, está por ejemplo, la localización anatómica del tumor. Por ejemplo, los tumores “benignos” localizados en cerebro, si están en una situación anatómica complicada y no se puede extirpar, al final se comportará como uno maligno.

 El éxito de un tratamiento contra el cáncer, ¿se debe a la precisión del diagnóstico?
Por supuesto, eso es clave y ese diagnóstico debe ser siempre Anatomopatológico.

¿Por dónde pasa el futuro de este servicio del hospital de Salamanca?
Pasa por la modernización de las infraestructuras con la incorporación de nuevas técnicas diagnósticas sobre las alteraciones moleculares de los tumores. En nuestro Servicio tendríamos que incorporar la Secuenciación Masiva de Nueva generación (NGS).

El nuevo hospital va a permitir renovar las instalaciones que van a pasar a mejorar notablemente la infraestructura del Servicio.
Necesitamos también una sala de autopsias de bioseguridad, para poder realizar autopsias infecciosas o de alto riesgo biológico.
Por otro lado, está la deficiencia de personal, tanto de Patólogos como de técnicos. Esta deficiencia de recursos humanos es general en todos los hospitales de nuestro país. La incorporación de nuevas técnicas diagnósticas en Anatomía patológica, en los últimos años, ha sido tal que el trabajo puramente asistencial en los Servicios de Anatomía Patológica ha aumentado exponencialmente.

¿Qué otras investigaciones lleva a cabo este servicio o prevé de cara al futuro?
El Servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario de Salamanca está integrado en el IBSAL (Instituto Biosanitario de Salamanca) con grupos de trabajo en investigación clínica y experimental con proyectos subvencionados fundamentalmente por instituciones públicas (Junta de Castilla y León, Proyectos Nacionales (FISS).

¿Cuentan con suficientes medios o aportaciones económicas? ¿Qué podría mejorar?
Tanto la asistencia como la investigación podría mejorar con más medios materiales y humanos.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba