Opinión

Cuerpo y mente de oro

 

Bienvenido a tu columna de yoga en este periódico para practicar y saber más de yoga de forma amena y sencilla.

La práctica de yoga es la combinación perfecta para realizar una actividad física al mismo tiempo que desconectas y te conoces más a ti mismo. En yoga realizamos posturas con el cuerpo, respiraciones conscientes y meditación.

El yoga te aporta una salud de forma integral. Va a mejorar tu salud física, mental y emocional. Tener solo un cuerpo de oro no sirve, necesitamos también una mente de oro que esté tranquila y un cuerpo emocional sereno.

En esta ocasión vamos a hablar de ese cuerpo de oro y de cómo el yoga puede ayudarte a fortalecer y tonificar tu abdomen. Una forma de quitarnos de encima esa barriguita que viene del verano o del confinamiento.

Yoga para el postconfinamiento con cuatro posturas para tu abdomen, de más básicas a más avanzadas:

  1. Vrksasana o postura del árbol: es una postura sencilla de la familia de las posturas de pie y de equilibrio. Seguro que la conoces porque es muy icónica y también tienes en este periódico una columna dedicada a ella. Va a ayudar a que la zona de tu core esté mejor. Y esto es porque para mantener el equilibrio y esa estabilidad en la postura todo tu cuerpo está activo y tu abdomen trabajando. «Core» es una palabra en inglés, cuyo significado es «centro» o «núcleo». Se refiere a los músculos abdominales, lumbares, de la pelvis, los glúteos y la musculatura profunda de la columna.
  2. Virabhadrasana III o postura del guerrero III: una postura que de primeras parece muy sencilla y después compruebas que tiene cierta dificultad. De nuevo es una postura de pie y de equilibrio. Y no solo la postura se sostiene en la pierna que queda de apoyo, también la fuerza de tu abdomen está ahí.
Fotografía Charo Ramos. Postura del guerrero III. Yoga Ganesha.
  1. Vasisthasana o plancha lateral: Sí, en yoga también hay planchas y esta es lateral. Es una de las posturas que más trabaja tu abdomen. Hay algunas variantes, busca la tuya y a concentrarte en esta asana.
  2. Navasana o postura del barco: en esta postura realizamos trabajo abdominal puro. Tenemos que tener el abdomen bien activo y por lo tanto se fortalece.

Como has podido observar, practicar yoga comienza por el cuidado del cuerpo físico y estas cuatro posturas puedes realizarlas cada vez que estés en tu esterilla. Tienes un montón de vídeos y clases gratuitas en el canal de Yoga Ganesha:

Beneficios de un abdomen fuerte (o del “six pack”, la tableta de chocolate):

  • Optimiza tu respiración, al estar tus músculos respiratorios más fortalecidos realizas respiraciones más profundas.
  • Protege los órganos internos previniendo hernias y también estreñimiento.
  • Minimiza la grasa en el contorno abdominal y dificulta la aparición de enfermedades metabólicas.
  • Mejora nuestra destreza y movilidad en la vida cotidiana como trabajar, cuidar de los hijos, mantener relaciones sexuales, hacer deporte, etc.
  • Protege la musculatura de tu espalda, como es la zona lumbar. Evita lesiones y molestos dolores en esa parte.

Venga, sin pereza, con alegría a practicar yoga. Que tengas un buen día y cuides tu energía.


Deja un comentario

Botón volver arriba