Castilla y León

«Toti» Fdez. Santiago, otro alojado en el camarote de los hermanos Marx

Algunos de sus viejos conocidos echábamos de menos a José Manuel Fernández Santiago“Toti” para los para los amigos, desaparecido de escena tras las autonómicas de 2019, a las que no concurrió, poniendo fin a una dilatada carrera política iniciada en 1987, cuando José María Aznar le nombró secretario general de la consejería de Cultura y Bienestar Social.

Con el advenimiento de Juan José Lucas “Toti” ascendió a consejero de Sanidad y portavoz de la Junta, pasó después por la consejería de Medio Ambiente y era vicepresidente primero cuando Lucas se mudó a Madrid y dejó el negocio en manos de Juan Vicente Herrera. El burgalés le confío la consejería de Fomento hasta las elecciones autonómicas de 2.003, tras las que pasó a presidir las Cortes, cargo desempeñado durante dos legislaturas. En 2011 dejó de presidir las Cortes, pero siguió formando parte de ellas como procurador por Ávila hasta 2.019. En total, 32 años ininterrumpidos en la pomada autonómica, un récord por muy pocos superado.

Semejante bagaje no podía ser desperdiciado y el jueves supimos por “El Norte de Castilla” (el antiguo “L´Osservatore herreriano”, en avanzado tránsito hacia “El pensamiento alfonsino”) que ahora ejerce como asesor adscrito al Gabinete del Presidente de la Junta. Pero “Toti” no se une a la legión de asesores fichados como personal eventual al servicio del presidente y los consejeros, hasta la fecha más de 40, ya que se incorpora trasladado temporalmente en su condición de personal laboral fijo con plaza en la Gerencia Regional de Salud.

Hasta el presente no se tenía noticia de que Fernández Santiago hubiera ocupado nunca esa plaza, que le fue adjudicada en 2.007 mediante un concurso convocado para regularizar al colectivo de contratados administrativos procedentes del Ente Preautonómico creado en Burgos. No la ocupó entre 2011 y 2015, periodo en el que estuvo liberado en las Cortes por cuenta de la subvención al grupo popular, ni durante la anterior legislatura, en la que, tras el relevo en la presidencia regional del partido, volvió a ser liberado, esta vez como portavoz adjunto con cargo al Presupuesto de la Cámara.

En realidad, Mañueco había reservado a “Toti” otra prebenda más acorde con los servicios prestados al partido durante más de tres décadas: la presidencia del Consejo Consultivo. Pero ahí tropezó con el veto del PSOE de Luis Tudanca, que no consideró muy ético, y desde luego nada estético, aupar a ese cargo a alguien que había estado relacionado con el caso Gürtel. (Y la reciente sentencia del Tribunal Supremo avala ese veto socialista, ya que acredita que en 2.002 la consejería de Fomento perpetró dos adjudicaciones “irregulares” de sendas obras por las que CorreaBárcenas y compañía se embolsaron las comisiones de rigor).

El hecho es que “Toti” Fernández Santiago ha pasado a engrosar un Gabinete que empieza a parecerse mucho al famoso camarote de los hermanos Marx, con más de una docena de lumbreras iluminando al presidente. Además de disponer de tres periodistas a su exclusivo servicio, el dedo de Mañueco ha alojado a cuatro ex senadores, con el “amigo Nacho” (Cosidó) a la cabeza. Toda una contribución a reducir el desempleo en el PP de Castilla y León.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba