fbpx
Opinión

Carta enviada al presidente de Unicaja

Estimado Presidente:

De nuevo nos dirigimos a usted, desde nuestra intervención en la pasada Junta General de Accionistas celebrada el 27 de octubre de 2020, con el mismo motivo que nos impulsó a participar, la preocupación por el futuro de la gobernanza y el modelo de gestión a aplicar.

En esa intervención indicamos que apostábamos por un modelo de integración basado en la negociación, rechazando el modelo de conflictividad laboral que impera en Liberbank.

Indicábamos que la práctica del Buen Gobierno redunda en la rentabilidad para los accionistas, y decíamos esto por el sobre coste y perjuicio comercial que debe estar suponiendo sobre los inversores las innumerables demandas realizadas, y que siguen realizándose a día de hoy, sobre la gestión llevada a cabo por quien lidera Liberbank.

Desde hace unos días otras organizaciones sindicales también comparten nuestros temores y se hacen eco de unas circunstancias que pueden marcar un futuro oscuro para la nueva entidad resultante y, como no puede ser de otra forma, para su valor más preciado: la plantilla.

Pero esto no es lo peor del modelo de gestión que lleva a cabo el actual CEO de Liberbank, lo más preocupante es la omisión o incumplimiento que de las resoluciones judiciales aplica, quedando su gestión en una interminable espiral de reclamaciones jurídicas, que deberían ser importantes para cuestionarse si debería caer en sus manos la gobernanza de la entidad resultante.

Para CIC-SECAR-UEA, como representantes de la plantilla de Unicaja Banco – presente y futura – es una cuestión fundamental para preservar los derechos e intereses de los trabajadores, dentro del marco legal vigente.

De ahí la importancia del modelo de gestión. Siempre habrá controversias que harán que empresa y representantes de los trabajadores tengan posiciones distintas en defensa de los intereses que cada parte considere mejor, pero mientras el modelo de Unicaja se basa en la negociación colectiva, respeto al ordenamiento jurídico y a las resoluciones de los supervisores, en el modelo de Liberbank brilla por su ausencia.

Por ello, Presidente, una vez más le solicitamos que traslade nuestros argumentos, y nuestros temores, a los miembros del Consejo de Administración, a los inversores y a quien usted considere, con el fin de que se garantice una gobernanza acorde con el modelo de gestión de Unicaja Banco, con un relevo ejecutivo cuando proceda designado por nuestra entidad, para la prosperidad del Banco resultante de la integración, y por nuestra plantilla que ha hecho posible la posición financiera de Unicaja Banco.

Atentamente.

Jesús Barbosa Gil.

Secretario General de CIC-SECAR-UEA (suma+t)

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba