Castilla y León

La lotería en CyL: El sorteo sonríe a León, con 7,42 millones y otros 5,7 en el resto de la región

Salamanca suma tanto como el resto de la comunidad gracias al bar El Cossio

‘El Gordo’ del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad, que este año fue para el número 72897, cayó este año por 21ª ocasión en Castilla y León, desde que tocara por primera vez en Valladolid en 1821. En esta ocasión fue un par de minutos después del mediodía cuando los niños del Colegio de San Ildefonso Unai Barón Maldonado y Alexander René Herrera cantaban el principal premio del sorteo, repartido entre 17 provincias españolas.

 

En la Comunidad, una serie (5,6 millones de euros) fue despachada en la localidad leonesa de Boñar, mientras que se vendió un décimo del número de la suerte en las capitales de Salamanca y Zamora (400.000 euros para cada boleto). En total, se repartieron en Castilla y León 13,13 millones de euros (3,77 millones de ellos en aproximaciones al ‘Gordo’ en Toro, Salamanca y Arcos de Jalón), mientras que el gasto en este sorteo ascendió en la Comunidad a 203,5 millones.

En Boñar, la suerte la repartió la administración de lotería ubicada en la avenida de la Constitución número 52, experta en estas lides ya que es la tercera vez que entrega el premio máximo en este sorteo (las anteriores fueron en 1988 y en 2014). “A la montaña leonesa le hace falta”, afirmó a Ical Cristina Manso, una de las propietarias del establecimiento junto a Andrea Martínez, que desconocían si los boletos premiados los tienen vecinos del entorno o la mucha gente de paso que se acerca a la administración habitualmente.

Por otra parte, en Salamanca se vendió el décimo en administración Los Manolos del número 15 del Paseo del Rollo, donde su propietario, Manuel Nieto, aseguraba que “es la hostia dar ‘El Gordo’”. Si bien él aseguró a los medios de comunicación que habían despachado 15 décimos del ‘Gordo’, a estas horas la lista oficial de Loterías y Apuestas del Estado indica que solo vendió uno. Donde sí se dio la campana fue en el bar El Cossio, que se trajo 12 millones del gordo de sus vacaciones en Punta Umbría (Huelva) para vender entre sus clientes.

Y en Zamora, el Kiosco El Calvo, en la Avenida Víctor Gallego de la capital, despachó el último boleto premiado con ‘El Gordo’ en Castilla y León; su propietario, Martín González, de 53 años, decidió recientemente abandonar la hostelería tras regentar durante años los bares Casablanca y La Mina, y apostó por un nuevo sistema de vida laboral. “Cambié de negocio porque el horario es mejor y lo que interesa es tener vida. El Calvo trajo la suerte”, explicó.

La provincia de León fue la gran triunfadora de la Comunidad en el sorteo, ya que acaparó 7,42 millones de euros en los principales premios del sorteo, ya que a los 5,6 millones del ‘Gordo’ se sumaron una serie del segundo premio, otra del tercero, otra de un quinto premio y un décimo de otro quinto. El resto de la Comunidad repartió algo más de cuatro millones de euros correspondientes a los principales premios, de los cuales 2,3 millones se repartieron en Zamora, donde un décimo del ‘Gordo’ y dos de un quinto premio dejaron 412.000 euros, a los que se sumaron otros 1,89 millones que repartió la gasolinera Depaso de Toro, que vendió 900 décimos del 72898, la aproximación superior al Gordo de Navidad, comprados por la gerente de la estación de servicio en la administración de loterías de la Puerta del Mercado, en el municipio toresano. El número agraciado se vendió de forma muy repartida y, especialmente, a habitantes de la comarca, ya que las restricciones provocadas por la pandemia de coronavirus redujeron la afluencia de clientes foráneos. “Ha sido una alegría. Nos lo dijo la jefa enseguida. Si llega a ser un ocho en vez de un siete…”, comentó, en declaraciones a la Agencia Ical, Miguel Barba, empleado de la estación de servicio.

En Salamanca la mayor tajada, por valor de 1,68 millones, llegó a través del número 72896, el anterior al Gordo del cual se vendieron 80 series, y de una serie del 52471, anterior al tercero. La mayor cantidad de dinero se repartió desde la administración de lotería del hipermercado E.Leclerc, en el salmantino municipio de Carbajosa de la Sagrada, cuyo dueño, Vicente González, señaló: “Nos lo hemos tomado mal. Al principio nos hemos alegrado, pero luego nos hemos dado cuenta de que por muy poco no hemos solucionado la vida a 800 personas”, comentó el lotero, especificando que todas las series fueron vendidas “décimo a décimo”, tanto en el hipermercado salmantino como en un bar de la leonesa localidad de Valderas.

Otros 722.000 se repartieron en Valladolid (con una serie del tercer premio y el resto por cinco quintos), y 656.000 euros en Salamanca (con un décimo del ‘Gordo’ y 14 décimos de tres quintos premios, más 172.000 de la pedrea que despachó la empresa Majorel).

Mientras, en Soria, que era la que más jugaba por habitante de toda España, se quedaron con 196.000 euros en Arcos de Jalón por sendas aproximaciones al ‘Gordo’ y al segundo premio, y 12.000 euros más de dos décimos de un quinto. En Burgos se tuvieron que conformar con 66.000 euros de una serie de un quinto despachada en Miranda de Ebro y otro décimo vendido en la capital; en Palencia fueron 60.000 los euros repartidos en premios (una serie de un quinto); mientras que Segovia tuvo que conformarse con 20.000 euros (un décimo de un cuarto premio).

Suerte en León

La administración de lotería número tres de León, regentada por Lucía Álvarez, despachó una serie del segundo premio (1.250.000 euros), que fue para el número 06095. “Era un número bajo y feo, de los que normalmente no quiere nadie”, explicaba Álvarez, que visiblemente emocionada reconocía no poder creerlo y solo tener “ganas de llorar”. Según apuntó, espera que el premio “se haya quedado cerca” y haya servido para “ayudar a alguien que lo necesite” en “una zona en la que hace falta” en un año “muy difícil para todos”.

Por otra parte, la Administración de Lotería número 1 de Sahagún, situada en la calle Flora Flórez de la localidad leonesa, vendió una serie completa del tercer premio del sorteo, el número 52472, lo que supone un total de medio millón de euros. En concreto, se trata de una “serie suelta vendida en ventanilla” y de la que, tal y como señala la trabajadora de la administración, Sheila Pinto, “no se sabe aún a quién ha tocado”, ya que “con la de gente que ha habido este verano podría ser a cualquiera, incluso a gente de fuera”. “Es una alegría enorme vender parte de un tercer premio, sobre todo porque en los cerca de 50 años que tiene el establecimiento nunca habíamos nada tan grande”, explica Pinto quien no pierde aún la esperanza “de poder repartir algo del gordo”.

Otra serie de ese mismo tercer premio fue despachada en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), en la administración de lotería del Centro Comercial Rio Shopping. Su propietario, Luis Vázquez, bromeaba asegurando que están “en racha”, ya que además de vender una serie del tercer premio, vendió otra del 55483, uno de los quintos premios, que le permitió repartir 60.000 más. “Nos conformábamos con dar un premio, así que dos son doble alegría”, aseguró el propietario.

Un décimo del cuarto y muchos quintos

En Segovia, la única que repartió fortuna fue la responsable del punto mixto de venta situado en el interior del bar Norte de Segovia, Isabel del Barrio, que confió en que los 20.000 euros del décimo premiado del primer cuarto premio, el 75891, se quede en el propio barrio del barrio del Cristo del Mercado y sea para “alguien que lo necesite”. Ella lleva cuatro años al frente de este punto de venta de loterías y apuestas del bar Norte y es la primera vez que da un premio en el Sorteo de Navidad.

Seis de los ocho quintos premios dejaron 87 décimos premiados en Castilla y León, que se corresponden con 522.000 euros para sus poseedores. El número premiado más madrugador en salir del bombo, a las 9.17 horas, fue el 86986, agraciado con un quinto premio, que dejó en Castilla y León 102.000 euros con 17 décimos premiados con 6.000 euros cada uno, la mayoría en la ciudad vallisoletana de Medina del Campo, donde siete se vendieron en un despacho de la calle Padilla y cinco en otro de la calle Valladolid. Además, un décimo más se vendió en La Cistérniga, en un despacho de la calle González Silva; otro en la administración 22 de la capital vallisoletana, en la calle Santiago; otro en el número 1 de la calle Covadonga de la capital leonesa, y dos más en Santa Marta de Tormes (Salamanca), en el centro comercial El Tormes.

Apenas tres minutos después se cantaba otro quinto para el 37023, del cual se vendió una serie completa (60.000 euros en premios) en la administración número 3 de Ponferrada (León), ubicada en la avenida de España 12. La mayor parte de este premio, dotado con 6.000 euros al décimo, se ha vendido en Madrid, en la administración 376 situada en la calle Aliaga, y en Jaca (Huesca).

A las 10.42, el tercer quinto premio del sorteo, correspondiente al número 19371, dejaba otros 6.000 euros en el punto de venta de la calle Cardenal Torquemada número 44 de Valladolid, donde se vendió por terminal electrónico un décimo. Y media hora más tarde, aparecía en el bombo otro quinto premio, esta vez el 55483, del cual se despachó una serie (premiada con 60.000 euros) en la Administración de Lotería ubicada en el Centro Comercial ‘Río Shopping’ de Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

Veinte minutos antes del mediodía aparecía en el sorteo otro quinto premio, el correspondiente al número 28674, del cual se vendieron en Castilla y León tres series (30 décimos) agraciados cada uno de ellos con 6.000 euros. En Venta de Baños (Palencia) se vendió en el despacho receptor 59.185 de la localidad, ubicado en la avenida de Castilla y León número 2; en la localidad salmantina de Guijuelo, en el despacho receptor número 64.175 de la calle San Marcos, y en Valladolid en la administración de loterías número 22, situada en la calle Santiago.

Y el último quinto premio que recayó en Castilla y León fue el correspondiente al número 43831, que dejó hoy un total de 60.000 euros en Miranda de Ebro (Burgos, en la administración de loterías número 1 de la ciudad, ubicada en el número 2 de la calle Fidel García) y 6.000 euros en la capital burgalesa (en la administración número 12 de Burgos, El Pulpo de la Suerte, ubicada en la calle Trinas).

Pedrea

Y el sorteo también dejó 172.000 euros en la salmantina empresa Majorel. El número 37357, vendido íntegramente a la entidad en la popular administración La Ranita, en la calle Quintana de la capital, fue agraciado con una pedrea. Según explicó a Ical el lotero Javier Garrote, los empleados del ‘call center’ salmantino juegan cada año el mismo número y se llevaron las 172 series impresas, es decir 1.720 décimos, a 100 euros cada uno. Lo que eleva a 172.000 euros el dinero repartido en la conocida entidad ubicada en Carbajosa de la Sagrada que da trabajo a más de 1.500 personas.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba