Local

Adiós a don Jesús, párroco de Pizarrales

Jesús Málaga recuerda la importancia que tuvo el párroco de Pizarrales, Jesús García, Salamanca y la ayuda que prestó a los que nada tenían

 

Acaba de abandonarnos un hombre clave en la historia reciente de Salamanca, el que fuera durante muchos años párroco de Pizarrales, Jesús García Rodríguez.

Le tocó vivir los años más difíciles de la posguerra y dedicó su vida a ayudar a los que nada tenían, a los que pasaban hambre y tenían sed de justicia.

En una sociedad de la escasez, tuvo que luchar contra viento y marea para que sus parroquianos llevaran el pan de cada día a la boca, vistieran su desnudez y tuvieran un techo donde cobijarse en los duros inviernos salmantinos.

Fue el artífice de que a Pizarrales llegara el agua, desde su iglesia se organizaron las cuadrillas que en las horas de descanso, tras una larga jornada de trabajo, dedicaban su tiempo a cavar la larga zanja que acogería la tubería que acercaría el agua a sus casas desde la Chinchibarra.

Fue el que promocionó las viviendas de la cooperativa y el que gestionó la construcción del colegio Mixto Pizarrales.

Puso en marcha y fue el alma de la asociación de alcohólicos rehabilitados.

Durante años dirigió magistralmente la pastoral de enfermos. Fue vicario de pastoral de la diócesis de Salamanca en tiempos del obispo Mauro.

Pero, si Jesús estará en nuestro recuerdo por las muchas obras buenas que realizó a favor de sus vecinos, también le estaremos agradecidos por su compromiso ético con la ciudad que le acogió en el seminario para cursar estudios para ordenarse sacerdote que le llevarían primero a Peñaranda de Bracamonte antes de llegar a Pizarrales y a ser de los primeros curas obreros.

Hemos sido testigos del amor que los vecinos de su barrio profesaban a don Jesús, hoy será un día muy triste para todos ellos, marcha de este mundo un hombre bueno que vivió para seguir las enseñanzas de su Maestro.

Descanse en paz.

Por: María José Gil Sánchez y Jesús Málaga Guerrero


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba