Castilla y LeónPortada

La tercera ola es más virulenta y se parece a la primera

Verónica Casado pide autoconfinamiento en las próximas semanas y limitar la vida social

La epidemia se está propagando a una velocidad «vertiginosa» y la velocidad de contagios de la tercera ola es mayor que en la segunda y «se va pareciendo más a la primera». En solo una semana hemos entrado de nuevo en una fase virulenta.

 

Así lo explicó este martes la consejera de Sanidad, Verónica Casado, tras el Consejo de Gobierno extraordinario para aprobar las restricciones complementarias en toda la comunidad a partir de la medianoche del martes al miércoles, y durante dos semanas, hasta el 26 de enero, inclusive.

Cierra la actividad de la hostelería en el local (solo pueden poner terraza y servicio para llevar), cierran los centros comerciales de más de 2.500 metros cuadrados y los gimnasios, fundamentalmente.

La incidencia acumulada en la región ya está entre las más elevadas del país, cuando hasta hace un par de semanas era de las menos peligrosas, recodó Casado. «Hasta el 31 de diciembre teníamos datos magníficos», y que hemos llegado a este estado «por una situación multicausal, probablemente por la incidencia de las vistas de Madrid, pero también ha habido siembra por personas asintomáticas que estaban con el virus y se ha podido diseminar el virus porque ha habido más contacto social, pero esto se analizará a posteriori», dijo.

La consejera enmarcó en este contexto las nuevas restricciones en la comunidad y pidió a los ciudadanos que se autoconfinen, saliendo de casa solo para lo imprescindible (la compra, la farmacia, el banco o trabajar) y que limiten «al máximo» la vida social durante las próximas semanas.

Y todo para frenar la propagación de la pandemia en esta tercera ola que parece más virulenta y coincide con los dos meses más fríos del año, donde más incidencia tienen las infecciones respiratorias, como la del coronavirus.

La consejera reclamó a los ciudadanos que no bajen la guardia porque haya empezado la campaña de vacunación, por recordó que se necesitan dos dosis en 21 días y otra semana para tener la inmunidad, y todavía se está vacunando a los ancianos de las residencias y los trabajadores de los geriátricos.

Transmitió la preocupación que le han hecho llegar los sanitarios porque han detectado que en las últimas jornadas muchos ciudadanos han «retenido los síntomas» del coronavirus «para ver si se les pasaba y cuando han acudido a su médico ya era tarde y algunos han acabado en la UCI. Al menor síntoma hay que llamar al centro de salud y mantenerse aislado en el domicilio incluso del resto de la familia», recomendó.


Noticias relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba