LocalPortada

Poli bueno, poli malo en el Ayuntamiento

El alcalde pide comprensión para las restricciones y suelta al edil de hostelería para criticar a la Junta

El Ayuntamiento de Salamanca ha jugado este miércoles al poli bueno y poli malo tras las restricciones decretadas por la Junta en hostelería y centros comerciales, para frenar la propagación de la pandemia. El alcalde hizo de poli bueno, mostrando, a su manera y con la boca pequeña, comprensión durante las semanas, al tiempo que soltaba en otro foro al concejal de Hostelería (uno de los tres ediles de Cs contratados por el PP) para criticar de nuevo al a Junta, que es lo que realmente le pide el cuerpo al PP local, y decir que la gente se contagia en casa.

 

Carbayo entiende que hosteleros y responsables de gimnasios y centros comerciales “manifiesten sus necesidades y descontento con las medidas que puedan dictarse por las autoridades”, pero a la vez recuerda que estas nuevas restricciones “eran de esperar”, puesto que “desde hace diez días, la situación sanitaria se está complicando y es necesario detener el incremento del virus, que está siendo galopante”.

Por ello, y ante una incidencia que “en estos momentos está por encima de los 400 puntos y va hacia los 500, creciendo a mucha velocidad”, insistió a los salmantinos en “la necesidad de establecer medidas de responsabilidad personal, como la higiene y el distanciamiento social”, ya que “el coronavirus está entre nosotros y al menor despiste podemos contagiarnos”.

“No desesperemos, estamos en una situación de pandemia y sabemos su evolución, con picos en los que estamos peor pero tras los que volveremos a estar mejor”, con periodos “de ventana de actividad en las que los negocios han tenido ingresos y han podido salir adelante”. Por todo ello, el alcalde de Salamanca hizo un llamamiento a “aprovechar esas ventanas de oportunidad” que se intentará que “sean lo más largos posibles”, mientras que los periodos de cierre aseguró que se tratará de que sean “más cortos”. Todo pro el negocio.

«Plus de responsabilidad»

Preguntado sobre la posibilidad de que aquellas empresas y locales del sector hostelero que se saltaron las restricciones organizando fiestas clandestinas puedan ahora acogerse a las ayudas dedicadas al sector, Carbayo afirmó que, por el momento, “se han instruido expedientes y es lo que tenemos, no resoluciones sancionadoras”, por lo que llamó a “esperar a ver si son merecedoras de sanción”, que es lo mismo que diría uno que no lo desea.

Además, recordó que para “disfrutar de los beneficios” de las ayudas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Salamanca “hay unas normas de contratación pública y subvención que son de general aplicación”, por lo que el Consistorio “las aplica y punto”, dic para tratar de que nos los creamos. En cualquier caso, sí pidió un “plus de responsabilidad” a los empresarios en ese sentido porque “estamos en una situación muy especial”.

El otro

Por su parte, el concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca, Fernando Castaño (uno delos tres contratados pro el PP para tener una legislatura plácida), volvió a ser crítico con las nuevas restricciones decretadas por la Junta de Castilla y León, que incluyen el cierre del interior de los establecimientos de hostelería, gimnasios y centros comerciales, puesto que “es ingenuo pensar que si se cierra el ocio se acaba la relación social”.

Castaño señaló así que “la gente se va a relacionar en las casas” y lamentó la situación que están viviendo los empresarios de los sectores afectados, que calificó como “límite”, puesto que “han hecho muchos esfuerzos, cumplen, han vivido varios cierres, no generan mayor incidencia de casos y ven otra vez la misma situación”.

Además, el concejal de Cs en el Ayuntamiento de Salamanca fue más allá al señalar que “conquistar derechos es muy complicado, pero perderlos se ve que es muy sencillo”, calificando la situación como “llena de incongruencias” en la que “se ha perdido de vista por qué estamos aquí”. Eso que él estuvo apunto de llorar porque hay autónomos que no tienen para poner un plato caliente a sus hijos. El despiporre padre.

Ni corto ni perezoso, hizo una petición final para “hacer una reflexión muy profunda como sociedad cuando pase la pandemia”.


Noticias relacionadas

Un comentario

  1. SALAMANCA NO ES SOLO HOSTELERIA, HOSTELERIA NO SOMOS TODOS, HAY MUCHOS MAS SECTORES QUE LO ESTAN PASANDO PEOR QUE ELLOS.///. EN LA ELECCIONES NOS VEMOS

Deja un comentario

Botón volver arriba