Provincia

Bienvenido míster cajero

La Diputación se acuerda ahora de que el 82% de los pueblos están sin este servicio y lo llevará un vez al mes con el bibliobús a129

La Diputación de Salamanca se ha dado cuenta ahora de que había 296 pueblos sin oficina bancaria ni cajero automático y ha tenido la idea “brillante, sencilla y barata” de prestarlo una vez al mes en 129 con la visita del bibliobús. El resto del mes los vecinos tendrán que hacer lo de antes, si es que el cajero los visita cuando lo necesitan, llega con recursos y seguridad suficientes. Una iniciativa con demasiadas incógnitas.

 

El presidente, Javier Iglesias, dijo que trata de una iniciativa “única en España” con la que pretende “pretende dar solución a una de las demandas más acuciantes de los pequeños municipios de la provincia” y espera que “se reproduzca en el conjunto del país”, puesto que solventa la creciente “falta de sucursales bancarias” que está llevando a la España rural a “entrar en la exclusión financiera”. Con dos cajeros para 129 pueblos (y el resto sin paliar).

Como muestra, Iglesias se refirió a la situación de la propia provincia salmantina, donde de los 362 municipios, 296 no disponen de oficina bancaria, lo que supone el 82 por ciento del total. Una “cruda realidad” que “contribuye a que la brecha entre el mundo rural y urbano se acreciente”.

Frente a ello, el presidente de la Diputación de Salamanca calificó la iniciativa de su corporación como “brillante, sencilla y barata” puesto que, a través de una empresa dedicada “a la puesta a disposición de cajeros para las entidades bancarias” y con un coste de mantenimiento de 18.000 euros para la institución provincial salmantina, se llegará a 129 pequeños municipios de la provincia una vez al mes.

Además, esta iniciativa “aprovecha las sinergias” entre las delegaciones de Cultura y Desarrollo Rural de la Diputación al utilizar dos bibliobuses de la primera, por lo que los ciudadanos podrán “estar conectados a la cultura y extraer dinero de un cajero automático a la vez”, afrontando una comisión del 1,3 por ciento cada vez que se haga una retirada de efectivo del cajero.

El objetivo temporal de la Diputación de Salamanca es que los cajeros estén instalados y prestando servicio a los municipios “antes del mes de abril”, ya que el acuerdo está concretado y en los próximos días comenzarán a insertar los cajeros automáticos en los autobuses, con la idea de ampliar la iniciativa, una vez corroborado su funcionamiento, a un tercer bibliobús.

“Estamos en el mundo de la tecnología pero la Diputación de Salamanca incorpora ideas con talento, sencillas y que tienen mucho que ver con la buena gestión de la administración pública”, sentenció Javier Iglesias, quien volvió a reivindicar la institución provincial salmantina como “una administración útil que atiende a las necesidades de las personas del mundo rural y escucha a sus alcaldes y concejales”.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba