fbpx
Castilla y LeónPortada

La Junta cierra las provincias y adelanta el toque de queda

No se podrá estar en la calle a partir de las 20 horas

La Junta de Castilla y León anunció este viernes nuevas restricciones a la movilidad y a la vida social entre las que destacan el cierre perimetral de las provincias y el adelanto del toque de queda.

 

Durante los próximos 14 días a partir de este sábado no se podrá estar en la calle a partir de las 20 horas (ahora estaba fijado en las 22 horas) para restringir el contacto social y tratar de frenar el ritmo de contagios, lo que adelantará el cierre de facto de comercios y establecimientos hosteleros.

Tampoco se podrá cambiar de provincia, salvo en las situaciones por necesidad contempladas en el decreto del estado de alarma,  no podrá haber más de 4 personas no convivientes en las reuniones en los domicilios, «pero recomendamos que no se junten con no convivientes en los domicilios», explicó el vicepresidente, Francisco Igea.

En los lugares de culto se limita el aforo a un tercio de su capacidad con un máximo de 25 personas.

La Junta considera que no puede ir más allá de acuerdo a las competencias que tiene el Ejecutivo autonómico por el decreto del estado de alarma y el ordenamiento jurídico, según Igea. Sobre el establecimiento del inicio del toque de queda a las 20 horas dijo que se ha puesto ajustándose al decreto del estado de alarma que hablaba de poner su inicio «en el ocaso» que para la Junta son las 20 horas.

El mensaje que la Junta quiere enviar con estas medidas es que «no se muevan más que lo esencial», reiteró el vicepresidente, quien precisó que si estas medidas no surten efecto en quince días «el confinamiento será inevitable, no quedara otra opción«.

«Sabemos que las medidas son duras, pero la situación es excepcional, muy difícil. Es el momento de llamar a la responsabilidad de todas las administraciones y los ciudadanos para hacerles ver que las próximas dos semanas son muy difíciles «, dijo Igea.

El vicepresidente advirtió de que «nada de esto surtirá efecto en breve, porque el número de infectados e ingresos seguirá aumentando en los próximos siete, diez o catorce días, que es cuando podrían empezar a verse los efectos de estas restricciones.

Igea advirtió de que «vamos a ser estrictos con las sanciones» al tiempo que añadió que «vamos a salir de esta situación».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba