fbpx
Economía

Las vacas de Salamanca avisan por ‘WhatsApp’ de su parto

Un dispositivo en el que trabaja Copasa avisará al ganadero cuando una vaca se ponga de parto

El campo y la tecnología tienen que ir de la mano; hoy en día, no se puede entender un sector tan esencial como éste sin la aplicación de las últimas novedades para su mejor desarrollo.

En este sentido, los profesionales están cada vez más formados y tratan de aplicar a sus explotaciones los últimos recursos tecnológicos para ganar en capacidad económica, minimizar las pérdidas y trabajar lo mismo obteniendo un mayor rendimiento.

Una de las firmas que se ha lanzado a un proyecto innovador en Copasa, cooperativa salmantina que lleva ya tres años estudiando un proyecto mediante el cual el ganadero pueda recibir en su móvil un aviso en el mismo momento en el que una de sus vacas se pone de parto, con el fin de ganar en rapidez y evitar que tanto el ternero como la madre puedan sufrir algún tipo de daño.

«La investigación es importante para nosotros y por eso vamos a iniciar varios proyectos; uno de ellos tiene un recorrido de tres años (más todo el año 2021), y se centra en el diseño de un dispositivo para las vacas en extensivo que permita avisar de los partos, donde pivota la rentabilidad del año para el ganadero, evitando así innumerables pérdidas. Se trata de un dispositivo vía satélite, no dependiente de la cobertura de teléfono, que avisa al ganadero en su tablet o teléfono, para tener localizados a todos los animales. Este proyecto está financiado por fondos FEDER de la UE y por el CDTI «.

Así lo explica Víctor Rodríguez, gerente de Copasa, quien analiza el mecanismo en cuestión, un collar que iría en el cuello del animal. «Se trata de un collar con circuitos, mediante los que monitorizamos parámetros vitales y de geolocalización; este proyecto que terminó el 31 de diciembre después de 3 años, pero queremos seguir con él, para sacar una herramienta válida para el ganadero, ya que está en fase piloto».

Copasa
Víctor Rodríguez, gerente de Copasa

No resulta sencillo incorporar este sistema a la realidad del campo y su día a día porque debe ser un collar muy resistente y que no provoque que haya que meter a las «vacas a cambiárselo cada poco tiempo. Lo mejor es aprovechar momentos como el saneamiento para cambiar la batería del collar y por eso hay que elaborar uno que dure y sea resistente al agua, a peleas, al roce con las encinas… y encima, económico para el profesional», señala Rodríguez.

Este proyecto sí ha despertado expectación entre los ganaderos porque ya existen mecanismos parecidos, pero «muy limitados y que valen para explotaciones intensivas de otras zonas de España, pero no para las ganaderías extensivas de Castilla y León, Cáceres o Andalucía. El estudio estará en esta fase piloto todo el año 2021 y vamos a ver si somos capaces de comercializar algo que realmente le valga al ganadero porque puede ser una herramienta muy útil», analiza el gerente de Copasa.

Por último, Víctor Rodríguez explica otros dos proyectos en los que está inmersa la cooperativa liderados por Itacyl, se centran en los cultivos proteicos y en elevar mediante medidas sanitarias la fertilidad del ganado vacuno de campo y también captar fondos para todo tipo de proyectos ligados con el sector primario. «Intentamos que la administración colabore con estas cosas y nos hemos apoyado mucho en la Universidad de Salamanca para desarrollar técnicas de tratamientos de residuos y buscar la convivencia entre la vida rural y las nuevas tecnologías. En definitiva, reducir la huella del daño medioambiental».

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba