Local

Otro cachito del ‘carril patinete’

El Ayuntamiento enlazará Garrido y Puente Ladrillo con seis minitramos que suman de 1,6 kilómetros

La Comisión de Fomento someterá para su aprobación este martes, con un presupuesto base de 254.773 euros y un plazo de ejecución de dos meses, el proyecto de prolongación de la red ciclista a través de la Calzada de Medina y de la calle Río Miño. El Ayuntamiento, que lleva veinte años haciendo el carril bici, anunció la semana pasada que se cederá a los patinetes, con la inseguridad que eso puede generar entre los ciclistas.

 

Esta actuación unirá los barrios Garrido y Puente Ladrillo a través de un recorrido que, a su vez, enlaza con el carril bici hasta Cabrerizos y dará continuidad a las futuras sendas cicloturistas que conducirán a los municipios de Moriscos y Castellanos de Moriscos.

Con una longitud total de 1.600 metros, el proyecto se divide en seis tramos de carril bici. El primero transcurre desde su inicio en la Avenida de los Cipreses, por la margen derecha de la misma, ocupando parte de la acera existente «sin que haya interferencias con los peatones debido a su gran anchura», dice el Ayuntamiento, hasta llegar al cruce con el Paseo de la Estación, el cual se hace realizando el giro de la glorieta ubicada en la intersección con la calle Río Miño en sentido contrario a las agujas del reloj.

El segundo tramo comienza en la glorieta y continúa por la Calzada de Medina, donde el carril bici ocupa 2 metros de anchura de la calzada destinada al tráfico de vehículos a motor. El tercer tramo continúa por la Calzada de Medina, pasado el ferrocarril Salamanca-Zamora, encajando el carril bici y la nueva acera peatonal en una zona de terreno actualmente ocupada por las instalaciones de ADIF, pero que figura como sistema general en el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Salamanca.

El cuarto tramo comienza en la zona de tierras de la Calzada de Medina. Se ejecutará en una anchura de 5 metros una mejora de la calzada mediante zahorras y hormigón, que cruzará sobre el puente existente sobre la línea del ferrocarril Medina del Campo – Salamanca hasta la Calle Camino Moriscos. En este tramo, de 143 metros de longitud (con 6 bancos, 6 papeleras y 5 luminarias con tecnología LED para favorecer el ahorro energético), no existirá segregación de carriles bici y de vehículos debido a su escasa anchura. Tampoco existirá esta segregación en la calle Camino de Moriscos, el puente de ladrillo que da nombre al barrio y la calle de Juan Manso.

La conexión entre el carril bici de Calzada de Medina y el existente hasta Cabrerizos se realiza en dos puntos: a través del viaducto sobre el ferrocarril en la calle Río Miño, destinándose la acera norte para la red ciclista hasta la calle Nueva Guinea; y a través del barrio Puente Ladrillo, desde la calle Juan Manso, ocupando 2 metros de la calzada de la calle Castellanos, hasta conectar con el carril bici existente en el Camino de Salamanca a Cabrerizos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba