Cultura

Las quiero a todas, de Raquel Barbero

Este 8 de marzo, el espacio de arte  El Cuchitril en colaboración con la galería Luis Méndez, inauguran la muestra fotográfica de la Artista Raquel Barbero

 

Si hay algo que, plásticamente, me fascina de la mujer es el erotismo. El erotismo no entendido solo como algo sexual —aunque resulte paradójico— que aborde únicamente la búsqueda estética del propio cuerpo, sino también como una herramienta de atracción y seducción aplicada a cualquier campo de la vida. La fuerza de una mirada, el diálogo de una postura, la dirección de un hombro o una rodilla. El lenguaje del cuerpo que nos deja ver más allá de la piel y un poco más acá de la esencia más intima de cada mujer sin que importe su edad, su entorno, su educación o su condición social.

La intimidad de una mujer es compleja. Pasa por numerosas etapas a lo largo de su vida: la de descubrimiento, la de experimentación, la de las relaciones —también consigo misma—, la de cuidadora, la de cuestionarse su propia esencia; la de odiarse, incluso; la de llegar hasta a perder la ilusión, la pasión y, de nuevo, reencontrarse frente al espejo para comprobar que le gusta lo que ve… O no. Y todas estas etapas no nacen de ella misma de una forma natural sino que vienen marcadas por el entorno social y cultural de cada mujer. Una mujer que posiblemente adoptará los roles para los que la educaron, para los que nació, aunque no sean los que ella hubiera elegido libremente.

Unos roles y unos miedos que le han venido impuestos por el hecho de ser mujer. En cada fotografía se representa a una mujer sola, en su intimidad. Inmersa en sus pensamientos, en sus acciones, en sus sensaciones, en sus fantasías o en sus fantasmas, en sus recuerdos o en sus proyectos futuros. Se representa a las mujeres como un imaginario colectivo, en lugares comunes y en diferentes momentos vitales. Se crea un
diálogo entre las diferentes etapas de la vida de manera tal que se llega a cubrir el ciclo vital desde la infancia hasta la vejez. Se establece una relación a nivel de imágenes entre los diferentes entornos, estados y contextos socioculturales así como por los roles aprehendidos.

Esta muestra pretende ser un recorrido por todas esas etapas vitales y por los diferentes estadios. También una observación y análisis de estas etapas y del contexto de sus circunstancias, estableciendo un paralelismo entre las imágenes expuestas y algunas obras pictóricas clásicas en las que se inspiran.

Así describe Raquel Barbero la muestra, Las quiero todas, de sus fotografías que se pueden ver desde este lunes, 8 de marzo, el espacio de arte El Cuchitril en colaboración con la galería Luis Méndez.

Esta exposición surge de una colaboración espontanea entre ambos espacios artísticos en el marco creativo y dinámico del casco antiguo de Salamanca y podrá ser visitada hasta el 31 de marzo en la Galería Luis Méndez en C/ Meléndez 8.

Del mismo modo, este lunes 8 de marzo, en el espacio de arte El Cuchitril en la Plaza del Corrillo, podrán disfrutar de la performance de la Artista Yaircel Robledo y a las 18.00 se retransmitirá en directo por Instagram @elcuchitrilsalamanca el monologo de Roberto Encinas de “Espacio Intruso”.

* Entrada libre, uso obligatorio de mascarilla y cumplimiento de las medidas de seguridad.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba