LocalPortada

14 de marzo de 2020: el día que nuestra vida cambió

Tal día como hoy hace un año, los salmantinos comenzaron una vida sin salir de sus domicilios

¿Recuerdan que hacíamos tal día como hoy hace un año? ¿Cómo vivimos las horas previas antes de un estricto confinamiento domiciliario?

Echando la vista atrás, seguro que sí nos damos cuenta de que todos estábamos pendientes de la televisión, la radio o los periódicos digitales para conocer una decisión esperada, que no era otra que la información del Consejo de Ministros de la declaración del estado de alarma y el inicio del estricto confinamiento domiciliario.

Salamanca (al igual que el resto del país) se enfrentaba a una situación inédita con todos encerrados en casa con la excepción de los sanitarios, el Ejército, las Fuerzas de Seguridad y los trabajadores considerados entonces como esenciales para luchar contra la Covid-19.

No por esperado (Italia había dado la gran voz de alarma semanas antes) iba a ser menos dramático para todos. Fue un mes y medio de un estricto confinamiento domiciliario hasta que, a finales de abril, los más pequeños y personas de otras edades pudieron salir solo una hora a la calle con el fin de ir poco a poco recuperando la vida.

Calles vacías, animales ‘tomando’ la ciudad, brotes verdes naciendo en mitad de lugares que hacía demasiado que no se pisaban, barrios vacíos, una Plaza Mayor solitaria o una zona centro de la ciudad sin bullicio; o pueblo completamente en silencio. Y miedo, mucho miedo ante lo que estaba pasando y podía pasar como así ha sido.

Una desescalada, miles de contagiados y casi 1.700 muertos después, se cumple un año de un confinamiento domiciliario que a todos nos cambió la vida de una u otra forma. Unos meses que dejaron imágenes tan crueles como éstas…

(Sigue la flecha)

Salamanca durante el confinamiento, estado de alarma sanitaria, vacía.  (41)

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba