LocalPortada

La incidencia se estanca en Salamanca

La presión asistencial sobre el hospital también se resiste a bajar más

La tercera ola de la pandemia atraviesa un impasse en Salamanca, lo que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, describió como una etapa valle, con resistencia a seguir bajando, aunque de momento no empeora.

 

Con las vacaciones de Semana Santa a la vista, Salamanca no germina de absorber la tercera y fatídica tercera ola, y la recuperación muestra síntomas de fatiga. La incidencia acumulada baja ya con cuentagotas, y a 14 días está en 91 casos por cada 100.000 habitantes (la normalidad llega con 50 casos o menos).

La velocidad de transmisión del virus sigue alta, pero tras la subida del sábado este domingo bajó, aunque todavía cada infectado contagia a 1,06 personas más. Todo lo que sea por encima de 1 es preocupante, porque puede anticipar un rebrote que impediría acabar con la tercera ola.

Eso en cuanto a los indicadores epidemiológicos, que marcan lo que ocurrirá unas semanas después en el hospital. Los sanitarios siguen siendo optimista, si bien al Clínico también le cuesta reducir la presión asistencial tras el espectacular descenso que ha vivido desde mediados de febrero.

Ahora lleva una semana entorno a los 35 pacientes covid ingresados en planta y una quincena más en la UCI.

Todo esto en una jornada, la del domingo, en la que no se han producido víctimas mortales y solo se han notificado 3 contagios.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba