Opinión

La historia del guerrero

 

Abrimos la ventana al mundo yogui con Virabhadrasana, que significa ‘postura del guerrero’ en sásncrito. Si ya practicas yoga seguro que has experimentado en tu propio sentir las bondades de estas posturas, ya que hay varias posturas de los guerreros, y en mis clases habrás practicado alguna danza de guerreros como esta.

Son posturas de pie con muchos beneficios. Aquí algunos:

  • Fortalecen y tonifican las piernas, dándoles resistencia.
  • Estiran la musculatura de la espalda fortaleciendo la columna vertebral.
  • Favorecen la apertura de pecho y costados.
  • Amplían la respiración.
  • Permiten un estado de paz y tranquilidad.
  • Generan fuerza mental y confianza.
  • Tonifican los glúteos y flexibilizan las caderas.
  • Aportan serenidad.

Somos muchos los amantes de las posturas de los guerreros y es que son una buena opción para llevar al yoga cotidiano, ese donde las posturas son la vida misma. Y Virabhadrasana nos ayuda a pensar con claridad en las situaciones que se brindan más complejas. A saber discernir y confiar.

El origen mitológico de las posturas del guerrero, Virabhadrasana I, II y III

Puede que el guerrero te recuerde a Arjuna del texto clásico Bhagavad Gita, pero el verdadero origen mitológico guarda relación con un poema de Kalidasa, un poema muy bonito de amor, de esos dramáticos. Una verdadera historia de amor, compasión, apego, orgullo y trasformación. Vamos, todas las caras de cualquier ser humano. Esta es la historia:

Shiva, el destructor, es considerado el dios más poderoso del panteón hindú y el dios de los yoguis. La leyenda cuenta que Virabhadra surgió del sufrimiento de Shiva tras conocer la muerte de su esposa a manos de Daksha, su suegro.Cuando Shiva se enteró de la muerte de Sati, se sumió en una profunda tristeza que acabó por transformarse en una gran ira. Se arrancó un mechón de su enmarañado cabello arrojándolo con toda su fuerza contra la tierra y de ahí dio forma al más terrible de los guerreros,Virabhadra y sus tres aspectos:

1ª Virabhadrasana I:Virabhadra aparece con una espada en cada mano en el lugar donde encontrará a Daksha.

2ª Virabhadrasana II:Virabhadra se mantiene equilibrado en el centro, observa a Daksha y establece su  blanco.

3ª Virabhadrasana III: Virabhadra se mueve con sutileza, junta ambas espadas al frente y decapita a Daksha.

Pero Virabhadra no es un simple guerrero sediento de lucha y venganza. Al igual que Shiva, ambos destruyen para crear. Su verdadero enemigo es el ego. Al cortar la cabeza de Daksha, que representa el ego, Virabhadra nos ayuda a recordar que somos simples seres humanos en evolución continua.Cuando Shiva encuentra el cuerpo sin cabeza de Daksha, el dolor que siente se convierte en compasión y colocándole una cabeza de cabra le devuelve a la vida. Sati también vuelve a la vida para encarnar a Parvati (otra diosa y esposa de Shiva).

Preciosa historia de trascender a nuestras luces y sombras. Practica la postura del guerrero y que te invadan sus virtudes. Que tengas un buen día y cuides tu energía.

 

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba