Castilla y LeónPortada

La moción de censura del PSOE contra Mañueco naufraga

Los socialistas solo logran el apoyo de los dos procuradores de Podemos

Las Cortes de Castilla y León rechazaron este lunes la moción de censura del Grupo Socialista contra la Junta presidida por Alfonso Fernández Mañueco con 41 votos en contra de los procuradores de PP y Ciudadanos y Vox, frente a los 37 a favor del PSOE y Podemos y las tres abstenciones de UPL, Por Ávila y la parlamentaria salmantina no adscrita María Montero, que abandonó la filas de Cs.

 

Por lo tanto, pasadas las 19.36 horas, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, informó de que la moción de censura, la primera en la historia de la Comunidad, había sido rechazada al no otorgar la cámara la confianza al candidato socialista Luis Tudanca.

La votación, iniciada por orden alfabético mediante sorteo, la abrió la socialista Patricia Gómez Urbán y se vivió un momento de tensión cuando la zamorana Leticia Sánchez (PP) dijo «sí», para a continuación votar «no».

Este este pleno extraordinario comenzó a las 09.00 horas con la intervención de la procuradora socialista Ana Sánchez, secretaria de Organización del PSOE de Castilla y León, quien en la presentación de la moción de censura llamó a los 81 procuradores de las Cortes a “votar en conciencia” porque en su mano -dijo- está decidir entre “perpetuar” la corrupción o devolverle a la Comunidad la “decencia”, que destacó encarna Luis Tudanca, a quien definió como el “líder social” de la Comunidad.

Cambio

El candidato socialista, Luis Tudanca, desgranó su alternativa para que Castilla y León tenga futuro ante un Gobierno que se mueve entre “la soberbia y la indolencia” y que se ha enfrentado con todos los sectores de la Comunidad y pidió que “aquí y ahora la corrupción” del Partido Popular “merece un castigo ejemplar” con el cambio de gobierno de su moción de censura.

Recuperar el consenso, la política de la palabra dada, el cumplimiento de los acuerdos que se firman, la unión en la lucha contra la pandemia y la credibilidad política de las instituciones fueron algunos de sus compromisos. “Ustedes eligen, el destino y la historia les juzgará”, remató.

Sin embargo, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, le acusó de “alentar” el transfuguismo y de presentar una moción de censura gestada en La Moncloa y en la sede federal del PSOE desde “el seguidismo” a Pedro Sánchez, en defensa de sus intereses en vez de los de Castilla y León.

Fernández Mañueco criticó que se plantee cambiar “estabilidad por incertidumbre” y el cambio de un “proyecto útil por un modelo fracasado” y defendió las políticas de transformación y cambio que aplica el Gobierno que preside, así como que el pacto de gobernanza con Ciudadanos se cumplirá la legislatura.

Los procuradores de UPL, Luis Mariano Santos, y de Por Ávila, Pedro Pascual, se abstuvieron, ya que para el primero argumentó que no iba a “aupar” a alguien que no es receptivo con el leonesismo y el segundo aseguró no ver “viable” el proyecto de Tudanca, pero también advirtió a la Junta que su posición “no es una carta en blanco”.

La procuradora de Vox, Fátima Pinacho, afirmó que no iba a dar el apoyo a un gobierno socialcomunista, que el socialista tampoco hubiera aceptado, pero se mostró critica con el presidente de la Junta, cuya dimisión volvió a pedir así como la convocatoria de elecciones, aunque reconoció que Fernández Mañueco no las adelanta por no tener la seguridad de ser el candidato.

Solo Pablo Fernández (Podemos) apoyó la moción de censura “por higiene democrática” y elogió la dignidad y decencia del socialista, después de compartir ambos un cambio en las políticas desde el progreso y la izquierda. “No gana hoy un gobierno, pero gana algo más importante, tiene credibilidad”, sentenció.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Menos mal que Pedro Sánchez es el autor del libro Manual de Resistencia, en el que se presenta como un estratega. No le sale una.

    Gabe Abrahams Villaescusa (Sevilla)

Deja un comentario

Botón volver arriba