Castilla y León

Igea defiende que lo «razonable» es desplazarse para vacunarse contra la Covid

Igea asegura que aplican el “sentido común” para centralizar y agilizar el ritmo de vacunación

Francisco Igea, vicepresidente y portavoz de la Junta, defendió este jueves la necesidad de que las personas se desplacen desde sus lugares de residencia, hasta los centros de vacunación para ser inmunizados del Covid-19 en virtud de una “logística sensata y razonable”, que recalcó persigue centralizar este proceso para agilizar el ritmo de administración

 

ICAL. Francisco Igea aseguró que esta planificación no es “nada exótico”, porque recordó se ve en el resto de países como los ciudadanos se desplazan en sus coches o transporte público a grandes estadios para ser vacunados contra la Covid.

Ante las críticas de algunos alcaldes, que denuncian que personas mayores de sus municipios tienen que recorrer varias decenas de kilómetros, el vicepresidente indicó que se deben utilizar los medios propios, el transporte público si existe y, en caso de que no sea posible desplazarse, pedir una solución al centro de salud, si bien indicó que son circunstancias “absolutamente excepcionales”.

El vicepresidente de la Junta hizo hincapié en que “lo razonable” para vacunar “rápido” es que los ciudadanos se desplacen al centro de vacunación porque señaló no es de “sentido común” que el equipo encargado de esta tarea vaya a 200 domicilios, que 200 personas acudan al lugar indicado para recibir una dosis.

Francisco Igea reiteró que la Junta busca vacunar “lo más rápido y lo antes posible” a las personas para “echar a andar la economía”, por lo que señaló que todas las personas que puedan deben acudir a los centros de vacunación, al tiempo que rechazó esa imagen del medio rural en el que “no hay coches”, nadie “conduce”, “no hay médicos” o “no hay carreteras”, porque indicó la gente acude en su vehículo particular a la capital de forma regular para otros asuntos.

Además, el vicepresidente destacó que los grandes dependientes que no podían salir de casa o desplazarse, recibieron la vacuna en sus domicilios, pero recalcó que ahora la Junta se enfrenta al reto de administrar las dosis a 2,4 millones de habitantes, que viven en 90.000 kilómetros cuadrados.

También aseguró que la Junta no influye en el reparto provincial de vacunas, pero añadió que intentan ir “compensando los ritmos” entre ellas. No obstante, indicó que acabará siendo “bastante homogéneo” entre ellas, porque las diferencias se irán corrigiendo con el paso de los días.

Finalmente, Francisco Igea destacó que la Comunidad está entre las dos primeras en el ritmo de vacunación, que añadió es “bastante constante y bastante bueno”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba