Local

Sacyl refuerza el área de críticos del nuevo hospital de Salamanca

Se han instalado soportes de pared con brazo y carros soporte de estación para el área de críticos

La Junta de Castilla y León ha comunicado, en Consejo de Gobierno, 73 resoluciones por las que se declara de emergencia una inversión de 10.094.880 euros.

Este presupuesto se ha utilizado para dotar a Castilla y León de equipos de protección individual (EPIs), material y equipamiento sanitario, así como para poner en marcha servicios y obras necesarios para seguir cubriendo las necesidades tanto de los trabajadores del Servicio de Salud de la Comunidad, como de los usuarios.

El carácter altamente infeccioso del virus ha aumentado exponencialmente la demanda asistencial. Y como consecuencia de ello ha resultado necesario, durante el tiempo de pandemia, dar respuesta inmediata a los pacientes, adaptar los espacios destinados a su atención, arbitrar los medios necesarios para organizar a los profesionales de forma eficiente y segura y equipar los espacios utilizados para aumentar la eficiencia asistencial de los servicios.

Con estos fines, la Gerencia Regional de Salud recibió 2.505.315 euros para la compra de termómetros, neveras de transporte, bolsas de emergencia para soporte vital avanzado, desfibriladores y suero para los equipos de vacunación de Castilla y León. Además, esta partida se ha empleado para la contratación de los servicios de logística y transporte de material sanitario y de asistencia técnica informática, así como para el desarrollo de una herramienta digital para la gestión específica e integrada de las campañas de vacunación COVID.

A Ávila se han destinado 289.706 euros para la adquisición de buzos desechables y el material necesario para realizar estudios de varias enfermedades tales como la COVID-19, la gripe A/B y el virus respiratorio sincitial. Asimismo, se han contratado los servicios de actividad quirúrgica de emergencia con medios ajenos y de oxigenoterapia para pacientes de los centros residenciales y sociosanitarios.

Por otro lado, en la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Burgos se ha llevado a cabo la compra de reactivos para la realización de pruebas PCR, una central de monitorización y seis monitores para la atención de pacientes de neumología. Todo ello destinado al Complejo Asistencial Universitario burgalés y con un coste total de 88.612 euros, a lo que hay que sumar otros 19.623 euros que se han utilizado para la financiación de un servicio multimedia para las personas ingresadas en el Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro.

En la provincia de León, se han invertido 2.444.743 euros en el Complejo Asistencial Universitario, concretamente en la compra de reactivos y material fungible para la realización de PCR, la instalación de un detector radiográfico digital inalámbrico de pantalla plana, la ampliación del servicio de vigilancia y seguridad y la cobertura del contrato del servicio de oxigenoterapia para pacientes de los centros residenciales y sociosanitarios. Además, se destinan 294.165 euros más para la financiación de la compra de ecógrafos y el servicio de transporte de muestras biológicas PCR/Covid de los centros dependientes de la Gerencia de Atención Primaria de León.

En la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Palencia se procedió a la sustitución de las calderas del Centro de Salud de Herrera de Pisuerga y se adquirieron mesas para la unidad de hospitalización cedida por el Centro Asistencial San Juan de Dios para el tratamiento de casos de coronavirus; también se ha contratado el servicio de limpieza y manutención de pacientes y personal de guardia de estas últimas instalaciones, con un presupuesto total de 236.862 euros.

Asimismo, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ha recibido una partida de 223.054 euros, que se ha usado para el suministro e instalación de soportes de pared con brazo y carros soporte de estación para el área de críticos de la zona nueva del hospital.

Y otros 789.282 euros se han destinado a la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia, con el fin de adquirir batas impermeables de protección para los trabajadores y diverso material sanitario como, por ejemplo, una envasadora de medicamentos o un monitor de anestesia. También se han alquilado módulos prefabricados para el Complejo Asistencial Universitario segoviano y se han financiado los servicios de asistencia sanitaria, en régimen de hospitalización especia,- para pacientes agudos y subagudos y el de realización de procedimientos diagnósticos mediante resonancia magnética y ultrasonidos, como consecuencia de la presión asistencial ocasionada por el coronavirus.

En el Área de Salud Valladolid Este se invirtieron 809.109 euros, que fueron destinados a la adquisición de batas desechables, un equipo de espirometría, seis polígrafos cardiorrespiratorios y un sistema de asistencia para ECMO, así como a la cobertura de la recogida y eliminación de residuos COVID, todo ello para el Hospital Clínico Universitario. Además, se han contratado múltiples servicios para el Edificio Rondilla, como son el mantenimiento, reparación y adecuación de luminarias; la mejora de la cubierta, la instalación de cerramientos de accesos de ambulancias; la adecuación de tomas informáticas; el rotulado o la pintura de zonas comunes, entre otros. En estas últimas instalaciones se han puesto en marcha también obras de reparación de zonas como los espacios de información, trabajo social, equipo de atención domiciliaria, despachos, nuevo ascensor, instalaciones de descanso del personal, cocinas, áreas intermedias, planta sótano y calzada del vial de servicios.

La partida económica destinada al Área de Salud Valladolid Oeste fue de 1.685.265 euros. Parte de ella, 1.645.335 euros, invertida en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid para la compra de un respirador; el refuerzo de la limpieza del centro hospitalario; la cobertura de la manutención del personal de guardia y la contratación de los servicios de asistencia sanitaria, por cierre de quirófanos para atención COVID en los hospitales Recoletas y Sagrado Corazón. Asimismo, se ha procedido a la contratación del servicio de transporte en los centros de salud dependientes de la Gerencia de Atención Primaria, por valor de 39.930 euros.

Finalmente, a la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Zamora se destinó un montante económico de 709.144 euros. Esta cantidad se usó para garantizar el suministro de reactivos, test de control y kits de extracción para PCR, así como para la financiación de los servicios de oxigenoterapia para pacientes de los centros residenciales y sociosanitarios, limpieza y desinfección, alquiler de vehículos y transporte urgente de muestras clínicas.

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Como siempre como quieren dependiendo de los intereses políticos
    Sería más justo por índice de población el reparto injusto
    Si hay un presupuesto para la comunidad su reparto debiera ser equitativo y por población

Deja un comentario

Botón volver arriba