Local

Los pacientes de VIH denuncian cambios en la medicación

Les obligan a tomar varias pastillas en lugar de una

Desde hace meses, los pacientes con VIH del Hospital Universitario de Salamanca ven aumentada su ingesta de medicación «por motivos de gestión hospitalaria. Nos parece inaceptable que, después de haber conseguido contener la infección con una pastilla única, muchas de estas personas tomen varias pastillas» de nuevo, según denunció este martes el  Comité Antisida de Salamanca.

 

«Y lo peor es que todo esto ocurre sin el acuerdo de sus médicos, quienes recetan un comprimido único y es el servicio de farmacia hospitalaria quien tiene las órdenes de romper la combinación para ahorrar costes», prosigue.

Esta situación no ocurre en otras provincias de la comunidad, por lo que «nos parece más alarmante aún, ya que en Salamanca seguimos a la cola de los avances en tratamiento antirretroviral en Castilla y León», indica.

Varias personas con VIH que son atendidas en la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario de Salamanca acuden a sus consultas periódicas y reciben una receta prescrita por parte del profesional sanitario que les atiende en consulta. Esta receta contiene un tratamiento basado en una pastilla única, uno de los grandes avances en los tratamientos antirretrovirales.

Al llegar a la farmacia del hospital, estas personas reciben otra medicación que contiene los mismos principios activos que la prescrita en consulta pero que, por motivos de gestión interna de la farmacia hospitalaria, supone una mejor alternativa de dispensación.

«Esta modificación hace que aumente el número de pastillas que deben tomar las personas con la infección y que se vulnere su derecho a recibir la medicación que cada médico prescribe. Además de suponer mayores barreras para la adherencia al tratamiento, aumentar a polifarmacia y no acceder a los últimos avances en tratamiento antirretroviral para el VIH», señala el comité.

Criterios médicos

«Aunque se nos ha dicho que es una decisión basada en criterios médicos, mantenemos que este cambio en la forma de dispensación de los tratamientos pone en riesgo la adherencia de pacientes con VIH en la toma de su medicación. No es una mera opinión, sino que es un hecho científicamente probado», agrega el colectivo.

La adherencia al Tratamiento Antirretroviral es la capacidad del paciente para implicarse correctamente en la elección, inicio y cumplimiento de su tratamiento a fin de conseguir una supresión adecuada de la replicación viral. En el caso de los pacientes con VIH, la adherencia selectiva es la primera causa de fracaso terapéutico. «Por este motivo se diseñaron los regímenes compuestos en un comprimido único; estos años ha demostrado ser la estrategia más eficiente para prevenir la mala adherencia selectiva de fármacos», explica.

Además, precisa que desde el punto de vista de la sostenibilidad del sistema sanitario «dudamos que este camino sirva significativamente al objetivo de reducir la factura farmacéutica, que todos compartimos. Una medida tomada a nivel local, de forma unilateral, no es consistente con un ahorro global del sistema. ¿Por qué no se ha trabajado junto con otros hospitales o Servicios de Salud y negociado una nueva política de compras y de precios de los tratamientos antirretrovirales?», se pregunta.

Además, el coste asociado a esta decoformulación no es solo el coste de la farmacia de un hospital, hay que incluir el coste de las consecuencias que se producen por el cambio de las pautas de medicación, el seguimiento clínico de los pacientes y la evaluación del mantenimiento de la carga viral indetectable. «Así que, dentro de unos meses, preguntaremos qué ha pasado, cuántos pacientes han tenido que volver a su tratamiento inicial y que ahorro (¿eficiencia?) se ha conseguido. Mientras tanto seguiremos colaborando con nuestros médicos, con la farmacia y por la salud de las personas con VIH», concluye.

En el hospital

Desde el complejo asistencial de Salamanca señalan que es una apuesta por los medicamentos genéricos alineada con la política Autonómica y Nacional, no una decisión local, tomada ni por el Servicio de Farmacia ni por el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca. «Los pacientes siguen recibiendo los mismos medicamentos, tal y como el Comité Antisida indica en su propia nota», concluyen.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba