Cosas de la vida

El sufrimiento de Carme Chaparro cuando fue amenazada de muerte

 

La periodista y escritora Carme Chaparro cuenta el sufrimiento que vivió cuando fue amenazada de muerte por una persona hace 20 años.

La primera amenaza que recibió decía esto: «Estás cada día más vieja, pelleja y eres una inútil como presentadora. Un florero con arrugas y celulitis. Falsa y tramposa. Te veo en Majadahonda y vomito, como tus compañeros de Telecinco que no te soportan». 

La periodista segura que el hombre que lo escribió, hace casi 20 años, me estará leyendo. «Sé que fuiste tú. Y sigues siendo un mierda. Llegó a casa por correo postal, con mi nombre intencionadamente mal escrito. No le di más importancia. De hecho, pensé que lo había tirado. Un, o una, imbécil más».

Luego llegaron más anónimos. Con faltas de ortografía demasiado evidentes como para ser reales. Alguien intentando parecer inculto. «Los anónimos eran cada vez más amenazantes y dos o tres meses después empezaron las amenazas de muerte. Muy concretas. Con muchos datos personales», puntualiza la periodista.

Asegura que no se lo contó a nadie. «Pensé que no se podía hacer nada. Pero vomitaba del miedo que tenía. Un día me fijé en los matasellos. El tipo mandaba las amenazas desde distintas ciudades de España. ¿Quién viajaba tanto?».

Lo descubrí por casualidad, algo después, comiendo un día con una amiga a quien se lo conté. Día tal en Bilbao. Día cual en Valencia. Día pascual en Cádiz. «Y resulta que los lugares y las fechas coincidían con la gira promocional de alguien que trabajaba cerca de mí», explica.

Lo que no se imaginaba la persona que la estaba amenazando es que al descubrir al remitente, ella se sintiera más poderosa, «porque ese tipo es un mierda que necesita amenazar y asustar para creer que es alguien y que tiene el control».

La presentadora comparte que nunca le dijo nada y ahora se arrepiente. «Hoy creo que tenía que haberlo hecho. Y no sólo eso, sino denunciarlo en la policía. Exponer al monstruo».

Puntualiza que cree que esta persona no sabe que lo descubrió. «Alguna vez que nos hemos encontrado, viene a saludarme como un perrito faldero».

Carme Chaparro anima a que se denuncie este tipo de situaciones. «Amigas y amigos, denunciad, buscad apoyo, exponed a los que os hacen daño. Las amenazas no se toleran, nunca».

La periodista y escritora concluye que quizá ahora se lo esté haciendo a otra mujer y puede que esté asustada. «Y podría haberlo evitado».

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Carme Chaparro (@carmechaparro)

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba