Local

La última ocurrencia en Salamanca: vomitar por la ventana de casa

La fiesta quizá se les fue de las manos y arrojaron también líquidos y hielos a la calle

Hay ocurrencias y ocurrencias… la última que ha tenido lugar en Salamanca ha sido de madrugada y, con toda probabilidad en una fiesta en un piso.

Y es que, una persona ha sido sancionada por vomitar por la ventana de una vivienda de la calle Peña Primera de la capital salmantina… a esto le sumó también otras lindezas mayores como lanzar líquidos y hielos a la calle. Así lo recoge la Resolución Oficial:

«Resultando que por Resolución de Alcaldía de fecha 12 de noviembre de 2.020 se incoa expediente sancionador contra el/la interesado/a, por la presunta comisión de una infracción administrativa de carácter grave contemplada en la Ordenanza Municipal sobre Protección de la Convivencia Ciudadana y consistente en consistente en vomitar, arrojar hielos y líquidos desde el balcón de una vivienda a la vía pública, infracción entendida como realizar cualquier forma de rotura, vertido, desplazamiento o cualquier otra actividad o manipulación que degrade o menoscabe de cualquier forma, cualquiera de los bienes comprendidos en el ámbito de aplicación de dicha Ordenanza, que sea contraria a su uso o destino habituales o implique su deterioro, siempre que no esté contemplada como infracción muy grave, circunstancia acaecida y puesta de manifiesto por la Policía Local el día 9 de octubre de 2.020, a las 02,10 horas, en la calle Peña Primera s/n de Salamanca, infracción que podría ser sancionada con multa de hasta 1.500 euros, según contemplan los artículos 2, 22.2.a y 23.1.b de la referida Ordenanza Municipal».

«Vistos los antecedentes mencionados, las disposiciones citadas y las demás normas de general y pertinente aplicación, el Jefe del Servicio de Policía y Actividades Clasificadas que suscribe propone a la Alcaldía-Presidencia que adopte el siguiente acuerdo: declarar la existencia de una infracción de carácter grave  contemplada en los artículos 2, 22.2.a y 23.1.b de la Ordenanza Municipal sobre Protección de Convivencia Ciudadana, imputable al/a la interesado/a, en relación con la Resolución de Alcaldía de fecha 12 de noviembre de 2.020, imponiéndole como sanción una multa por importe de 300 euros«.

Asimismo, y según la Resolución Oficial, «debe tenerse en consideración a este respecto que, tal como refleja de forma expresa la Exposición de Motivos de la Ordenanza Municipal aludida, las ciudades son espacios de encuentro y convivencia y sus espacios comunes deben ser respetados y conservados por todos/as, ya que todos/as somos beneficiarios/as de ellos. Los/as ciudadanos/as tienen derecho a participar en este espacio de convivencia, de la misma forma que tienen también la obligación de mantener un comportamiento cívico en el ámbito público, respetando los bienes e instalaciones y haciendo un uso correcto de ellos, con el fin de poder disfrutarlos siempre en perfecto estado de uso y conservación».

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. No sé para qué pagamos en esta comunidad de vecinos un dineral, entre otras cosas para que el conserje haga la vista gorda con los botellones de las tardes por los estudiantes alquilados.

Deja un comentario

Botón volver arriba