fbpx
Deportes

“Hay una gran proyección de jóvenes promesas del ciclismo en Salamanca”

Oche Alonso Cuadrado analiza cómo es dirigir una escuela de ciclismo en plena pandemia

El ciclismo es un deporte con muchos adeptos y que permite disfrutar de una gran actividad física al aire libre.

Texto: María Sánchez Condado / Fotos. Pablo Casado de Juan

Bien lo sabe Oche Alonso Cuadrado, presidente del Club Deportivo Ciclista Promesal, quien analiza cómo es dirigir un club de ciclismo y cuáles son sus herramientas para conseguir los mejores resultados a nivel deportivo.

¿Cómo es el funcionamiento de la escuela?

La escuela funciona como cualquier otra entidad deportiva. Hay diferentes categorías en las que los chavales cuentan con diferentes niveles deportivos. Solemos hacer entre dos o tres grupos dependiendo la categoría y el nivel que tengan. Básicamente, es una escuela que va enfocada a la competición, tanto de bicicleta de montaña como de carretera.

¿Qué categorías hay en el equipo?

Ahora mismo, empezamos con promesas, principiantes, alevines e infantiles, y después, los más mayores, que sería la categoría cadete, entre 14 y 16 años.

¿Cómo está organizada la escuela a nivel directivo?

En cuanto a entrenadores estamos Mario Portela, Juanjo Tamames, Cristino Cayetano, Juan Carlos, Antonio y yo, que soy el presidente del club.

Otra parte muy importante son los padres que normalmente viene a echarnos una mano. Ellos no se meten en lo deportivo, solo acompañan a los chavales mientras nosotros les vamos diciendo lo que tiene que hacer. Son un gran apoyo y nos ayudan a tener a los niños un poco más controlados.

Otros años hemos tenido más monitores, pero al final la experiencia te dice que vale más tener menos personas, pero que estén más implicadas.

Promesal - Ciclismo

¿Cómo es el reto de dirigir una escuela de ciclismo?

Soy un apasionado del ciclismo y hago esto porque me gusta y porque lo vivo. Quiero poder transmitir lo que me dieron a mí unas personas hace años.

Sí es cierto que muchas veces tengo quebraderos de cabeza; tengo que andar buscando patrocinadores, coordinando un montón de cosas, como, por ejemplo, los eventos. Pero cuando todo se acaba, veo lo felices que están los niños, que viene ilusionados a entrenar, van contentos a las competiciones y si, además, dan frutos deportivos y se traen algún trofeo o medalla que hemos ganado en alguna carrera, pues mejor que mejor.

En este año marcado por la Covid-19, ¿habéis notado qué hay menos niños en el equipo o se ha mantenido igual a otros años?

Más o menos nos hemos mantenido en la misma línea. Solemos tener, entre todas las categorías, unos 40-45 niños. Este año ni ha subido ni ha bajado, nos hemos estabilizado. Pero creo que el año que viene habrá otro repunte.

¿A qué niveles compite el equipo? ¿Dónde suelen ser las competiciones?

En la escuela se compite a nivel regional, en toda Castilla y León. Con el equipo cadete se hace prácticamente todo el calendario nacional. No tenemos un sitio concreto en el que competir, lo mismo estamos en el País Vasco, como vamos a Valencia, Cantabria o competimos aquí mismo, en Castilla y León. No tenemos un sitio definido, vamos donde haya carreras y competición.

Promesal - Ciclismo

¿Cómo han sido los resultados de las competiciones en este último año?

La verdad que en este último año se están haciendo las cosas bien. Venimos trabajando desde hace ya cuatro o cinco años con la base y al final, especialmente en cadetes, estamos obteniendo buenos resultados con varios corredores. Uno de ellos es Miguel Domínguez, que ha acabado primero en la general en la primera Challenge Cadete Provincia de Salamanca, una prueba importante que hemos hecho y organizado nosotros; también ha brillado en Álava, País Vasco.

Creo que hay una gran proyección de jóvenes promesas del ciclismo en Salamanca. Para el futuro esperamos tener algún gran profesional.

¿Cómo organizan los entrenamientos de la escuela?

Los estructuramos, más o menos, por niveles. Hay niños que, aunque tengan la misma edad tienen un nivel menor. Los entrenamientos suelen durar una hora, hora y cuarto. Entrenamos los martes, los jueves y los sábados si no hay competición, si hay competición no se entrena. Cada grupo cuenta con uno o dos monitores. La mayoría de las veces compartimos entrenamiento con la Escuela de Ciclismo Salmantina, el otro club que hay en la ciudad.

¿Os ha afectado la pandemia? ¿Qué medidas de seguridad habéis tenido que tomar?

Bueno, lo hemos pasado mal, como todos. Al principio se lleva bien, pero según va pasando el tiempo, psicológicamente va afectándonos, más a los niños.

Al final, si empezamos los entrenamientos y luego no hay competición, no hay una motivación extra para que los chicos puedan esforzarse y venir con alegría a los entrenamientos.

(Sigue la flecha para ver las imágenes)

Ciclismo_Promesal (20)

(Fotos: Pablo Casado de Juan)

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba